Su Majestad en toda plenitud. Roger Federer venció a su compatriota Stanislas Wawrinka en un tremendo partido en la final de Indian Wells, consiguiendo su título 90 de su exitosa carrera.

El suizo llegaba a la final de la superficie dura californiana sin haber perdido un set ni haber sufrido un quiebre en su servicio, además de eliminar a Rafael Nadal en octavos de final con categoría (6-2 y 6-3). Así, el tenista que antes de la final ocupaba el puesto 10 del ranking ATP, salió a la cancha para toparse nuevamente con Stan; a quien le había ganado dos veces previas en el cemento de California (cuartos de final 2011 y en octavos de final de 2013).

Con un 6-4 y 7-6, el helvético doblegó a su amigo en 80 minutos de juego, iguala a Novak Djokovic como el tenista con más trofeos en Indian Wells (5) y cambiando el monarca, debido a que el serbio lo ganó el 2014, 2015 y 2016.

Pero el premio más importante -además de ganar su vigésimo quinto torneo Masters 1000-fue haber bajado el título 90 en su dilatada y destacada carrera e incluso batió un récord tras ganar en California: Se convirtió en el jugador más longevo en ganar Indian Wells, dejando de lado a Jimmy Connors, que lo ganó con 31 años y cinco meses en 1984, al francés Yannick Noah.

A partir de mañana, el genio de Basilea aparecerá en el puesto 6 del ranking, dejando en claro que hay Roger para rato.