Un día como hoy, hace 77 años nació Mirko Jozik en la ciudad de Trilj, lo que anteriormente era Yugoslavia, pero actualmente es Croacia. Este técnico ha dejado un gran legado en el fútbol, no únicamente en su país, sino que también en Chile, país en el que dirigió a Colo Colo y a la Selección Chilena en la década de los 90.

Jozik,se hizo conocido en Chile cuando dirigió a la selección juvenil de su país que disputó la copa mundial de la categoría sub 20 jugada en el mismo país sudamericano mencionado anteriormente en 1987. El equipo yugoslavo mostró un nivel superlativo, con figuras como Davor Suker, Zvonimir Boban o Robert Jarni (la mayoría fueron después parte de la selección croata que salió tercera en el mundial de Francia 1998). Yugoslavia obtuvo el campeonato, ganándole en la final a la Alemania Federal por penales. Jozik dejó una impresión muy buena en el país, por lo que fue contratado por Colo Colo para trabajar en las inferiores.

Luego de unos meses en Chile, el técnico debió volver a Yugoslavia para estar con su familia, debido a que ahí se estaba produciendo la guerra que terminó separando el país en varios estados independientes, entre ellos Croacia. Al volver a Chile, Mirko comenzó a dirigir al primer equipo de Colo Colo, en el que gracias a su rigurosidad a la hora de entrenar y su estilo novedoso de juego, logró varios títulos, entre los que podemos contar tres campeonatos nacionales en los años 1990, 1991, 1993, una Copa Libertadores (de seguro uno de los mayores logros de su carrera) además de una copa Interamericana y una Recopa Sudamericana en 1992. Con estos títulos llega a ganarse el cariño de la hinchada alba, además de la admiración de todo un país.

Mirko llega a dirigir a la selección chilena el año 1994, empezando el proceso de clasificación al mundial de Francia. Sus resultados no fueron los mejores: un empate a tres contra Argentina (con Maradona en cancha), una derrota ante Francia en Lyon y otra dolorosa derrota contra Bolivia. El DT europeo finalmente termina dejando su puesto de seleccionador el año 1995.

Luego de que Jozik viviera una satisfactoria aventura en Chile, se convirtió en un verdadero trotamundos del fútbol, dirigiendo en México (América), Arabia Saudita (Al-Hilal), Argentina (Newells) y Portugal (Sporting de Lisboa), sin contar los retornos que tuvo a su país para dirigir a equipos allí, además dirigió a la selección de Croacia entre el 2000 y el 2002. Finalmente terminó su exitosa carrera en el Dinamo de Zagreb en 2006.