Cuando la Copa Confederaciones ya aparece en el horizonte del país, Juan Antonio Pizzi dio a conocer los 29 nominados para esta competición a disputarse en Rusia y que por primera vez tendrá a Chile entre sus participantes. Con la base de jugadores que ha conseguido los mayores triunfos para la selección, algunas inserciones jóvenes del medio nacional, se vislumbran como una incipiente intención de recambio.

Cuando desde la ANFP surgieron las nóminas internacionales y nacionales de jugadores para engrosar las filas del seleccionado nacional de fútbol, con miras a la Copa Confederaciones, ya se conocían los jugadores citados de algunas selecciones que disputarán el torneo, mostrando en ellas, más nombres que parecen ser opciones futuras, que jugadores consagrados en busca de un nuevo título. Es por eso que en vista de este contexto, se podía esperar que Chile prescindiera de algunos nombres en busca de dar opción a variantes que puedan ser una alternativa válida de cara a lo que resta de clasificatorias y por qué no, una eventual clasificación al próximo Mundial de Rusia 2018. A continuación revisamos los citados del cuerpo técnico de la “Roja” y analizamos cada una de sus líneas.

Arqueros:

Claudio Bravo, Johnny Herrera y Cristopher Toselli.

En la primera línea del equipo no hay sorpresas. Se mantiene la terna de porteros que en los últimos años vienen siendo piezas fijas en el arco de la “Roja”. Quizás la lesión del capitán nacional podría haber dibujado una opción para figuras emergentes como Gabriel Castellón o Braian Cortéz, a sabiendas que el actual arquero del Manchester City es pieza inamovible del once estelar y hace falta un buen sustituto ante sus ausencias. Viana, Pinto, Garcés o Peric, otrora alternativas en el pórtico, parecen no llenar el paladar de la dirección técnica.

Defensas:

Mauricio Isla, Enzo Roco, Eugenio Mena, Paulo Díaz, Gary Medel, Gonzalo Jara, Jean Beausejour y Guillermo Maripán.

Prácticamente no hay ninguna novedad en la línea defensiva. A pesar de que aparecen nombres como Roco, Maripán y Díaz, es sabido que los titulares de la zaga prácticamente no varían. Algunos bemoles que presenta la selección se presentan justamente en esta zona, donde urge rápidamente encontrar variantes más que recambios.

Volantes:  

Francisco Silva, Charles Aránguiz, Felipe Guitérrez, Arturo Vidal, Pedro Pablo Hernández, Martín Rodríguez, Marcelo Díaz, Leonardo Valencia, César Pinares y Gabriel Suazo.

La línea media del seleccionado nacional es la más predecible, pero a su vez la más importante en el andamiaje de la idea futbolística de Chile desde que Borghi intentara hacerse cargo del primer equipo. Si Vidal, Aránguiz o Vidal se ausentan, el dolor de cabeza es grande para poder realizar una idea efectiva en el ámbito creativo. Ni Hernández ni Guitérrez han logrado consolidarse como variante válida, por lo cual las irrupciones de Rodríguez, Valencia, Pinares (que tienen la opción del ahora o nunca) y Suazo se ve con buenos ojos. Lo de Silva siempre resultará útil en base a su versatilidad en la marca, pero la gran deuda sigue siendo la generación de fútbol en la ausencia de los titulares ya mencionados.

Delanteros:

Alexis Sánchez, Eduardo Vargas, Nicolás Castillo, Edson Puch, Felipe Mora, Yerko Leiva, José Pedro Fuenzalida y Ángelo Sagal.

En la delantera están las mayores y mejores opciones de recambio y proyección, pensando en que de mantener cierto nivel competitivo, Vargas y Sánchez, podrían compartir cancha con Castillo, Mora y Sagal en su mejor momento explosivo. Variantes en delantera existen y son versátiles para el estilo de juego que intenta impregnar la “Roja” de Pizzi, siendo a todas luces, excluyente lo que con la selección logran generar los ex Cobreloa.

Y a ti, ¿qué te parece la nómina de la Selección Chilena de Fútbol con miras a la Copa Confederaciones? Comenta con nosotros.   

 

Compartir
Artículo anteriorPara pelear más tranquilo
Artículo siguienteClásico por la Vida, Fundación Deportistas por un Sueño

Sociólogo, convencido de que el deporte constituye un espacio de organización social y cultural digno de analizar, potenciar y construir diariamente.

Osornino errante en Santiago.

Director de los Medios Digitales Pasión de Hincha.