Este sábado al mediodía se vivirá un nuevo “superclasico” en el gramado de Ñuñoa y en Pasión de Hincha hemos querido rememorar los duelos que se volvieron “clásicos” durante los años en los pastos del principal reducto del fútbol nacional…

1959: El 11 de noviembre de aquel año, el Estadio Nacional vivió una definición entre ambos elencos, luego de que igualaran con 38 puntos al final del certamen. Por parte de “Los Azules”, Leonel Sánchez era la carta de gol con 20 dianas; mientras que en “El Cacique”, Juan Soto tenía 18 gritos de gol (aunque ambos sin superar a José Benito Ríos que terminó siendo el artillero del campeonato con 22 conquistas). Casi 41.000 almas fueron testigos de lo que algunos dicen es el cotejo que encendió la rivalidad entre ambos; pero por mi parte, prefiero decir que fue el impulso que necesitaba el elenco laico para dar paso a la etapa del “Ballet Azul”… Pese a que Universidad de Chile comenzó ganando el cotejo desde el minuto 30 con anotación de Sánchez y luego todo tendría mayor nitidez a los 50′, luego de que Ernesto Álvarez colocara el 2-0; pero no todo terminó pues el ariete Juan Soto puso la incertidumbre a los 70′ cuando marcó el descuento, aunque no fue suficiente para que el marcador se siguiera moviendo. “La U” se quedó con el duelo y empezó una de las mejores décadas para “El León”.

1977: Nos saltaremos un par de años y evocaremos el superclasico con más anotaciones en la historia. Una “batalla de goles” se vivió el 17 de julio de aquel año… Ante más de 54.000 espectadores “los albos” tenían un partido a pedir de boca luego de las anotaciones de Ponce (15′) y Díaz (22′), esto sumado a la expulsión de Bigorra a los 26′, hizo suponer que sería un cotejo “que estaba en el bolsillo”; pero “Los Universitarios” no bajaron los brazos y Peralta colocó la incertidumbre a los 31′. Ocho minutos más tarde, las cosas volverían a estar cuesta arriba para Universidad de Chile, luego de que Manuel Pellegrini convirtiera en propia puerta. Para el segundo tiempo, el duelo tomaría tintes de épico, ya que a los 52′ Alberto Quintano dijo que el marcador quedaría 3-2, acercando una vez más a “Los Azules” a la paridad en el encuentro; pero no todo terminó allí, ya que Rodríguez vio la cartulina roja a los 55′ y ambos equipos quedaron con 10 jugadores. Pasaron 21 minutos y Nuemann igualó el encuentro, pero en los minutos finales vendría el cierre de todo y la victoria alba, ya que a los 79′ Orellana puso el 4-3 y a un minuto del final Ponce volvió a anotar dejando todo en 5-3. A los 90′ Ghiso convirtió mediante lanzamiento penal el 5-4 final, un partido de infarto que de seguro aún está en el recuerdo de los hinchas un tanto más longevos.

1981: En el 80 y tras igualar en la liguilla de Copa Libertadores ambos elencos con 8 unidades, “albos” y “azules” tuvieron que ir a un partido de definición. Casi 75.000 personas fueron testigos ese 3 de enero de como el mítico “casi” fue blanco; pero el partido terminó siendo victoria “azul”. El duelo en su primer tiempo, terminó igualado a 1, luego de que Castec y Vasconcellos dijeran presente en el marcador a los 15′ y 42′ respectivamente. En el complemento, todo siguió igualado; hasta que en los 86′ se cobró un penal favorable para “El Cacique” el que fue ejecutado por Carlos Rivas y tapado de excelente manera por Hugo Carballo, a la siguiente jugada Hoffens atacó con todo a Colo-Colo y esto no sería en vano, ya que Arturo Salah convirtió el 2-1 que resultó ser el marcador final de dicho encuentro.

1993: Más de una década pasó y esta vez el “casi” le perteneció a una Universidad de Chile en un superclasico en el que sólo requería de un empate frente a “Los Albos” para clasificar a Copa Libertadores. Colo-Colo no tenía opciones y todo hacía vislumbrar que “El León” rugiría una vez más en aquel certamen; pero la historia dijo otra cosa… El cotejo fue un 0-0 permanente frente a casi 73.000 personas, aunque Hugo Rubio (que estaba en su segunda etapa en “el popular”) dejó a toda la fanaticada azul con los crespos hechos, mientras estos cantaban y ya encendían las antorchas en señal de celebración estando a escasos minutos del final, el ariete enmudeció a gran parte del estadio con su gol en el minuto 88′. Fue 1-0 a favor de los de Macul y con ello Universidad de Chile tuvo que jugar un partido definitorio con Universidad Católica, siendo este último el que consiguió los pasajes al certamen de clubes más importante del continente.

2006: Volvemos a dar un salto en el tiempo y llegamos a la final del Apertura 2006 (quizá uno de los encuentros más recordados en los últimos años), una vez más Universidad de Chile y Colo-Colo debían jugar un encuentro para la definición de un título. En la ida “Los Albos” vencieron por 2-1 en el Monumental, mientras que en el Nacional el marcador fue 1-0 a favor de “Los Azules” con anotación de Luis Pedro Figueroa a los 70′. Casi 59.000 espectadores tuvieron que alargar su estadía en el reducto para ver quien alzaba el título en este nuevo superclasico y ver como finalmente los dirigidos por Claudio Borghi se quedaron con la tanda tras las anotaciones de Matías Fernández, Humberto Suazo, Gonzalo Fierro y Miguel Aceval (Miguel Pinto atajó el tiró de Luis Mena); por parte de “Los Universitarios”, los goles fueron obra de Marcelo Salas y Figueroa (Claudio Bravo contuvo los remates de Hugo Droguett y Candelo). Por supuesto, lo más recordado de este encuentro es el penal de Mayer Candelo en la tanda definitoria, ya que este “picó” la esférica e hizo que Claudio Bravo se luciera y dijera que Colo-Colo sería una vez más campeón del torneo chileno.

2012: En el año del “apocalipsis”, la debacle fue para “El Cacique” quienes cayeron por 5-0 frente a Universidad de Chile en el coliseo de Ñuñoa. Marcelo Díaz con un tiro libre inició la fiesta azul en el primer tiempo (cuando Mauro Olivi ya estaba expulsado debido a una patada criminal sobre el mismo “carepato”), pero ya en el complemento todo sería a favor del elenco laico. Pasó sólo un minuto del segundo tiempo tras un centro desde la izquiera de Díaz fue Matías Rodríguez quien colocó el 2-0; en el minuto 66, nuevamente Díaz colocaría un centro desde la zurda siendo esta vez Igor Lichnovsky quien materializó el 3-0 y convertía el estadio en una fiesta universitaria. “Los Albos” no encontraban respuesta en aquel superclasico, tanto así que a los 78′ y tras una serie de toques fue Ángelo Henríquez quien decretó la goleada 4-0 en los pastos del máximo coliseo del país. Todo parecía estar dilucidado, pero aún faltaba por grabar en la historia siendo así como a los 92′ Rodríguez recibe un rebote y con un zurdazo marcó el 5-0, que significaría hasta el día de hoy la máxima goleada azul sobre los de Macul. Jorge Sampaoli hizo historia, dejó su huella y también el recuerdo de los que algunos dicen “uno de los mejores planteles” que ha tenido la escuadra de “La U”.

Con esos 6 superclasicos de distintas décadas nos hemos quedado en esta ocasión; pero tú, sumarías alguno que se nos haya quedado en el tintero? Tal vez ese encuentro del banderín caído que terminó en gol de Cámpora? O quizá el que tuvo como protagonista el autogol de Cereceda? Te invitamos a compartir y recordar más “clásicos” de los superclasicos jugados en el Estadio Nacional.