Un bochorno se vivió nuevamente en la Copa Libertadores de América qué tuvo a Peñarol nuevamente como protagonista de los hechos. En el encuentro válido por fecha 4 del Grupo 5 de la Copa, Palmeiras venció al Manya en un duelo increíble en Uruguay dónde perdían 2-0 en la primera parte, dándolo vuelta de manera limpia en el complemento estableciendo el 2-3 definitivo.

Pero más allá del resultado qué pasó a segundo plano, fue lo acontecido al terminar el cotejo; todo empezó por una provocación del mediocampista de los verdes Felipe Melo, la cuál generó una gresca dentro del campo agrediendo a Matías Mier y que después siguió en la zona de vestuarios del estadio “Campeón del Siglo”, haciendo recordar otros lamentables episodios en el que Peñarol ocasionó los conflictos; como en la final del 2011 ante Santos y el 2012 por la fase de grupos con la Universidad de Chile en el Estadio Nacional.

Tras lo acaecido la noche del miércoles en Montevideo, el gigante Uruguayo se arriesga a ser castigado con no jugar próximas ediciones de la Copa, así también como jugar a puertas cerradas o en otro país si fuese necesario. Además, los jugadores involucrados en el informe arbitral del señor Enrique Cáceres, tendrán el derecho de hacer sus descargos ante la Conmebol para evitar sanciones más severas.

Un partido marcado por las provocaciones y celebraciones incitando a la violencia tanto dentro como fuera del campo, volvió a rememorar hechos repudiables en esta parte del mundo.

Aquí, te dejamos el momento del inicio de la batalla campal en el Centenario: