A lo largo de los años han existido muchos tipos de artes marciales en  la humanidad, como el Taekwondo, Karate, Kung Fu y tantas otras modalidades que sin duda, han trascendido en el tiempo y cada vez son más los fanáticos que se unen a estas disciplinas por diversos factores, sin necesariamente llegar a un tipo de violencia desmedida.

A comienzos del siglo XIX, se comienza a exhibir esta cultura luchística que muchas personas consideran como una película de acción más entretenida que otras. Esto porque en el mundo del “Wrestling” siempre hay un personaje Heel (Rudo) y otro personaje Face (Técnico o Bueno) los cuales llevan a cabo un teatro de entretenimiento e intensidad reflejados en patadas, hombres por los aires, llaves de rendición y movimientos tan rápidos y consecutivos que hace que los espectadores se contagien de adrenalina y fervor teniendo por consiguiente, gritos, ovaciones, saltos y aplausos que coronan y finalizan en broche de oro la función demostrada por estos gladiadores.

Frecuentemente estas “Películas” que se llevan a cabo en un cuadrilátero, vienen precedidas por una “storyline” que son escritas por “Bookers” los que reflejan mediante vídeos la historia que viene previamente a la magna lucha o lucha principal, lo que va en forma rotativa dependiendo de la cantidad de guerreros que posean las empresas del wrestling y se van creando personajes que con el pasar de los días cada vez son más famosos y condecorados por los fanáticos que siempre son fieles seguidores de estas performances.

Con el pasar de los años son muchos los íconos famosos que gracias a la lucha libre, ascienden a lugares tan mundialmente famosos como Hollywood y varios de ellos terminan por ser actores de películas como el caso de Dwayne “The Rock” Johnson, caracterizado por ser el hombre más electrizante en el entretenimiento deportivo y un conocidísimo actor en los Estados Unidos. Cada vez que estas celebridades se hacen presente en un Ring, pese no a estar luchando, inmediatamente vienen a la memoria las grandes historias que tuvieron con otros forajidos y por ende las ovaciones y los aplausos son  inminentes.

Hoy en pleno siglo XXI, el wrestling sigue siendo uno de los deportes que mueve millones y millones de fanáticos a lo largo del mundo en grandes eventos como los son Wrestlemania, Bound Of Glory, Wrestle Kingdom y tantos otros que son más populares en México, los Estados Unidos y Japón. Tal es el fanatismo que la venta de entradas, artículos de ventas comerciales y emisiones en televisión, proveen considerables cifras monetarias (Millones para ser un poco más preciso) y no pareciera que estos éxitos fueran en decadencia ni en un mínimo porcentaje, muy por el contrario, el ascenso de estas multitudes y modalidades de combate, han hecho que sean uno de los más atractivos panoramas a nivel mundial y sin duda que a lo largo de las próximas décadas, se terminará de masificar (si es que faltasen países) a lo largo del mundo.