Por José Ángel

Rechazado por el Málaga (ya que consideraron que no tenía condiciones para la práctica del fútbol profesional), Hierro logró llegar a la Primera División española; fue pentacampeón con los merengues, lució la jineta de capitán tanto con los madrilistas como en su Selección Nacional.

Pero vamos a los inicios del actual DT del Real Oviedo en la Segunda División de España… Se formó en la cantera del Vélez Fútbol Club de Málaga, en 1984 probó suerte en el club boquerón y fue rechazado; pero esto no le impidió al “Mariscal” que siguiera su destino. Volvió a las filas del Vélez y en el año 86 fichó por el Real Valladolid (donde ya jugaba su hermano Manolo). Tras pasar por la filial del club vallisoletano, debutó en primera el 4 de octubre de 1987. Siendo mediocampista central, desde muy temprano demostró que aquella decisión del Málaga tres años antes estaba errónea y fue tomando notoriedad con cada partido que pasaba, tanto así que sólo bastaron dos años para que fichara por el Real Madrid luego de que jugara contra ellos la final de la Copa del Rey en 1989.

De aquí en adelante comenzaría la grandeza…

Con los Merengues ofició de mediocampista central y también de defensa central, siendo Jorge Valdano quien lo colocaría en este último puesto de manera definitiva para la temporada 1994/95 y se mantuvo en las filas del Real Madrid hasta la temporada 2002-03 (desde 2001 era capitán); pese a las manifestaciones de los aficionados, nada impidió que este tomara sus maletas y dejara dicha institución luego de 14 temporadas.

Tras ello, tuvo un paso de un año por el fútbol catarí (siendo campeón de la Copa Emir). Posteriormente volvería a Europa, específicamente al Bolton Wanderers inglés, club en que decidió poner fin a su carrera en el año 2005.

“El Mariscal” consiguió lo que pocos pueden contar, ser campeón de la Primera División española en 5 temporadas: 89-90, 94-95, 96-97, 2000-01 y 2002-03. También alzó la Supercopa de España en 4 oportunidades: 1990, 1993, 1997 y 2001. Obtuvo tres “Orejonas”: 1998, 2000 y 2002. Además de 2 Copas Intercontinentales (1998 y 2002) y una Supercopa de Europa (2002).

Quien fuera el único español seleccionado para el equipo de las estrellas de la Copa del Mundo de 2002, tuvo 3 temporadas donde tuvo 10 o más gritos de gol para los del Santiago Bernabéu: 1991-92 (21 conquistas), 1992-93 (13 anotaciones) y 1993-94 (10 goles).

Pero esto no termina aquí, ya que desde 1989 vistió la tricota de su selección. Es el cuarto máximo artillero de “La Furia Roja” con 29 anotaciones; pero sin duda, su gol más recordado es el de aquel 17 de noviembre de 1993 frente a Dinamarca. Aquel duelo era válido por la última fecha del grupo 3 de las clasificatorias al Mundial EE.UU. 94 (aquel partido, también significó el debut de Santiago Cañizares en el arco por su selección luego de la expulsión de Andoni Zubizarreta a los 9 minutos por derribar un jugador rival fuera del área), todo estaba en contra para los Españoles (considerando que los daneses llegaron al cotejo con 18 unidades, mientras que los ibéricos con 17). La selección rival contaba con los nombres de Schmeichel (guardameta) y los legendarios hermanos Laudrup (Michael – mediocampo y Brian – delantera) como principales figuras; por otro lado en el mismo grupo, Irlanda se encontraba clasificado… significando que este partido entre España y Dinamarca era “matar o morir”.

La inferioridad numérica llevó a que los rojos empezaran a aguantar las embestidas rivales, erigiendo como principal figura al debutante bajo los tres tubos y también haciendo aparecer constantemente a Hierro como principal eje creativo de los pocos ataques generados. Ya para el minuto 62’, España buscó un ataque por el sector derecho ofensivo a través de Goicochea, la cual derivó a un córner luego de un rechazo de M. Laudrup. Un minuto más tarde, desde el mismo sector diestro Goicochea hizo envío del esférico hacia el área de Schmeichel, quien en una mala salida vio como “El Mariscal” con un cabezazo decretaba el 1-0 que se convirtió en el marcador final y significó la clasificación al mundial que tuvo como mascota al can “Striker”.

Sin duda alguna, nos quedó mucho en el tintero por contar; pero por hoy, es todo lo que hablaremos de este gran mediocampista y actual DT español que hoy celebra 49 años de vida.