“La Ruca” como es conocido el Estadio Monumental está de cumpleaños, si bien la historia de su realización estuvo algo accidentada (por decirlo de alguna manera), actualmente es uno de los más modernos del país.

En 1956 Antonio Labán adquirió las 28 hectáreas dónde se encuentra el coliseo albo; si bien en un principio el reducto estaba pensado para 120.000 personas y con 2 pisos que rodearían por completo, esto no pudo llevarse a cabo ya que el proyecto inicial requería ayuda del estado para completarlo y que así fuera sede del mundial Chile ’62. Lamentablemente, el terremoto que azotó al país en el año 1960 impidió que los recursos estatales llegaran a Macul, por lo que su construcción quedó en un 75%.

Pasaron casi 20 años y al fin el Estadio Monumental pudo ser inaugurado bajo el mandato de Héctor Gálvez y en el marco de la celebración de los 50 años de la institución (cabe mencionar que la conclusión del reducto también pudo ser efectiva gracias a la venta de Carlos Caszely a tierras ibéricas).

Aquel día y en el duelo válido por la fecha 2 del torneo, el cacique venció ante más de 25.000 espectadores por la cuenta mínima a la escuadra de Aviación con anotación de Juan Carlos Orellana a los 18′ del encuentro. Pero el hacer del Estadio Monumental un lugar permanente para los duelos de Colo-Colo tuvo que seguir esperando, ya que debido a sus precarias condiciones no se encontraba apto para la ida en masa de los hinchas. Los albos jugaron sólo 5 encuentros en el reducto y el cuadro popular tuvo que retornar al Estadio Nacional para el año siguiente.

Pasaron los años y como aquel eslogan que decía “Chile la alegría ya viene”, llegó el momento de que el Estadio Monumental fuera el motivo de celebración para todos los hinchas del club, ya que en 1989 se terminaron los “detalles” que hacían falta en el coloso de Macul gracias a la venta de Hugo Rubio al país de la bota y a fines de Septiembre de aquel año, Colo-Colo regresó a Macul venciendo 2-1 a Peñarol en un amistoso. El primer grito de gol en el terminado estadio fue obra de Marcelo Barticciotto y el tanto del triunfo fue materializado por Leonel Herrera.

Llegó el año 91 y se inauguró la luz artificial del reducto con un partido frente a Racing de Avellaneda; pero al parecer, la iluminación sería completa, ya que en el mismo año el reducto vio como un club chileno alzaba por primera (y hasta ahora única) vez, la Copa Libertadores de América.

El Estadio Monumental tiene atisbos de los planos iniciales, como el segundo piso dónde se ubica la tribuna Rapa Nui (que es uno de los más exclusivos del reducto). Una de las cosas particulares y que le han traído los apodos de “el hoyo de Pedrero” es que la cancha está bajo el nivel del suelo.

Dentro del anecdotario que posee sólo destacaremos una cosa: La capacidad oficial que tenía para la reinauguración en el año 1989 estaba estimada para entre 62.000 y 65.000 espectadores; pese a ello, en un duelo con Universidad de Chile en 1992 se registró una asistencia de 69.305 almas (récord del reducto hasta el momento).

De ahí en más, poco a poco se ha ido mejorando, siendo lo más destacado la inclusión de butacas (exceptuando los sectores norte y sur), la nueva sala de prensa, la sala de kinesiología, la “casa blanca”, también destacar la pantalla gigante, el sector del primer equipo y gimnasio, poco a poco va “evolucionando” el Estadio Monumental. Lo que sirvió para que fuera una de las sedes de la Copa América 2015 (aunque Chile no jugó en los pastos de Pedrero).

Esperemos que el Estadio Monumental “David Arellano” siga mejorando con los años. ¿Quién sabe? Tal vez en un futuro si tenga dos pisos completos y pueda recibir así a más de 100.000 personas.

Compartir
Artículo anteriorMarco Gutiérrez y los desafíos para Brisas del Maipo en la Tercera B 2017
Artículo siguienteLos Dragones Celestes siguen en carrera
Relator con experiencia en todas las categorías del fútbol profesional chileno (incluyendo fútbol femenino y fútbol joven), divisiones ANFA (Tercera A y B), Copa Libertadores, Copa Sudamericana y Juegos ODESUR (2014). No soy periodista, pero he aprendido a hacer el trabajo y busco mejorar cada día un poco más. Titulado de ProGol (1a Gen.) - Curso de Relato y Transmisiones Deportivas en ProVoz. Viajé para relatar desde Argentina por "La Sudamericana", siendo una experiencia fantástica el encuentro entre San Lorenzo y Palestino... A veces puedo ser un intento de fotógrafo; pero concretamente soy escritor y poeta con 3 premios hispanoamericanos más un libro publicado en el año 2013 titulado "Con Las Alas De La Escritura" y pronto a lanzar "Breves 10 Largos Años".