Por Carolina Reyes Ugarte.

Hoy, en el Estadio Los Nogales de Estación Central, se jugó el mejor cuarto entre Palestino y Universidad Católica, donde las Tinas obtuvieron la victoria por un 3 a 2, lo que les entregó el paso a Play Off.

El primer tiempo se vio marcado por una actitud del todo por el todo, dejando hasta la última gota en la cancha y, ambas escuadras, con la camiseta más puesta que nunca, era vencer o morir.

Recién comenzado el encuentro, minuto 3 para ser exactos, Valentina Núñez abría la cuenta para Católica, dejando 1 a 0 el marcador y dándoles el puesto de mejor cuarto a las cruzadas.

Yazmin Torrealba se encargó de equiparar el marcador, anotando la cifra del empate y dejando cada vez más apretado el resultado.

Al ser un partido de alta tensión y definitorio, los ánimos se calentaban cada vez más, tanto en la cancha como en las barras, ya que ambas escuadras se encargaron de llevar a su mejor artillería respecto a la hinchada, lo que siempre es un hecho valorable dentro del fútbol femenino. El climax en el público se vivió tras el cobro de un penal por la árbitra Pamela Barría, quien estuvo a cargo del cotejo, a Palestino. Nicol Sanhueza fue quién ejecutó el lanzamiento terminado en gol, lo que le daba a las tinas el 2 a 1 y un paso a Play Off.

Ya casi terminando los primeros 45 minutos, un tiro libre a favor de las cruzadas a pocos metros del área a cargo de María José Urrutia, se convirtió en el empate con un tiro directo y preciso, digno de una jugadora con nervios de acero. Esto, en el minuto 42, conseguía agregar más y más garra al encuentro por parte de los equipos.

Al inicio de la segunda mitad, en el minuto 11, Catalina Díaz, jugadora de Palestino, recibía tarjeta amarilla por reclamos, tras el cobro de tiro libro debido a una jugada polémica generada minutos antes. Valeria Rojas, la portera de Palestino, se mandó un tapadón tras un tiro de primer nivel ejecutado por María José Urrutia.

Verónica Riquelme, la Luli, en el minuto 16 del segundo tiempo, anotó un golazo en la portería de Natalia Campos, lo que le entregaba un 3 a 2 definitivo a Palestino y con un puesto asegurado en la siguiente fase. “Cuando uno entra a Play Off es otro campeonato, las ganas que hay son muy diferentes. Sabes que cada partido que juegas puede ser el último. Iremos paso a paso, no hay que confiarse nunca”, fueron las palabras de Maryorie Hernández, capitana de las tinas.

 A pesar de la derrota, las cruzadas mantienen la frente en alto y con la mirada fija en el próximo campeonato, dispuestas a dar el todo por el todo el siguiente semestre. Natalia Campos, capitana de Universidad Católica, aseguró que ahora se vienen con todo en el clausura: “Prepararnos bien, jugar bien, salir primeras y llegar a la punta enseguida. Si volvemos al sur ya sería terreno conocido y las posibilidades sería mayores”.