Ansían que suene el timbre para salir a recreo, con el único fin de patear una pelota o jugar una “pichanga”. De esta manera, nace la pasión de muchas niñas por el “Deporte Rey”, con la que hoy no es fácil lidiar por la falta de apoyo al sexo femenino en esta disciplina, sobre todo a nivel escolar.

Por Rocío Fonseca Llach.

La mayoría de los deportistas practican una disciplina deportiva desde la infancia, para así poder desarrollar mayores habilidades y proyectar un futuro en esta. Esto es común en las personas, sin embargo, en Chile no se potencian todos los deportes por igual, ya que depende del género y resultados obtenidos en las competencias.

Como es el caso del equipo de fútbol femenino del Colegio de Los Sagrados Corazones, Padres Franceses de Viña del Mar, donde “Esta discriminación hace un año atrás era tema de discusión”, según afirmó Paula Arenas, integrante del plantel. Debido a que el colegio no les entregaba el apoyo suficiente, ni reconocía sus logros como equipo, a tal punto que  les prohibieron jugar campeonatos. Frente a esto los apoderados debían financiar de manera extraordinaria la pasión de sus pupilas, ya sea en el mismo establecimiento o simplemente en otra institución, lo que se logró cambiar este año, tras un extenso debate entre la dirección del colegio y las alumnas del plantel.

Para la seleccionada chilena, Catalina Carrillo: “Darle la posibilidad a una niña de desenvolverse en el deporte a temprana edad es crear un cambio en las nuevas generaciones, lo que traéra resultados a largo plazo”. En fin, remarcó que todo está en la base deportiva que tengan las niñas, especialmente en el fútbol femenino.

Por otra parte, la también seleccionada nacional y profesora de educación física, Romina Parraguirre,  concuerda con la diferencia de género que existe en el país a la hora se hablar de fútbol femenino y frente a esto, comentó que: “En muchos colegios del país falta cultura deportiva, ya que para muchas alumnas este es su segundo hogar, sin embargo, no pueden hacer lo que más les gusta, jugar fútbol”. En fin, señaló que se  debe apoyar a las niñas “futboleras”, además de trabajar con la sociedad sobre la mentalidad  que existe acerca del fútbol en las mujeres.

Cristián Hernández, profesor de educación física y entrenador de fútbol, considera que hay excepciones en el apoyo al fútbol femenino a nivel escolar, como es el caso de Magallanes, donde si se potencia. Sin embargo, recalcó que “Aún queda mucho por explotar en rama deportiva a nivel nacional, sobre todo en los colegios que todavía no la tienen como opción”.

“Potenciar en vez de cerrar puertas y cortar alas”, señalo Carrillo, quién asegura que en Chile se esperan resultados para luego invertir, en vez de hacerlo al revés, como en Colombia hace unos años; donde se invirtió en el fútbol femenino a nivel escolar y años más tarde, lograron reconocimientos a nivel internacional como equipo y de manera individual, en el fútbol profesional.

Pese a que a nivel nacional hay poco apoyo a este deporte en la rama femenina, sobre todo en la escolaridad, existen instituciones que la promueven, como ANJUFF (Asociación Nacional de Fútbol Femenino en Chile), que promueve el crecimiento y desarrollo de este, tanto a nivel escolar, universitario como profesional, otorgando, así a todas las mujeres y niñas la oportunidad de ser parte de este deporte.

También, está la ONG (Organización No Gubernamental), llamada COFFUF (Corporación de Fomento de Fútbol Femenino) que apoya y fomenta esta disciplina, organizando partidos o actividades, como será “La fiesta del fútbol”, el 28 de este mes, en el Estadio Nacional, donde se jugará un partido amistoso con entrada liberada para el público, entre la selección de Chile y el plantel de Perú, con el fin de estimular a las mujeres, en especial a las niñas a ser parte de este juego.

Hace dos semanas, el sitio web de la ANFP (Asociación Nacional de Fútbol Profesional) publicó que la próxima Copa América Femenina (2018), se jugara en Chile, lo que traéra grandes  desafíos y oportunidades para ellas.

Compartir
Artículo anteriorNueva Jornada de Preparación para Los Diablitos
Artículo siguienteLa primera UCL de los “blues”
Sociólogo, convencido de que el deporte constituye un espacio de organización social y cultural digno de analizar, potenciar y construir diariamente. Osornino errante en Santiago. Director de los Medios Digitales Pasión de Hincha.