En la previa a las finales de la Liga Nacional de Básquetbol, Gabriel Schamberguer, el entrenador de Municipal Español de Talca, conversó con nuestro programa Pick and Rock y desmenuzó la actual temporada del “Quijote” y lo que se viene de cara a esta final y lo que ello conlleva.

Gabriel Schamberguer tiene experiencia en el básquetbol chileno, ha ganado títulos con dos equipos distintos y hoy se encuentra ad portas de un nuevo título de Liga Nacional de la mano de Español de Talca. A pesar de tener algunas complicaciones al asumir la banca del elenco talquino, Gabriel confiaba en lo que se podía hacer, en base a que “siempre que uno se hace cargo y llega a determinado lugar, va con las mejores expectativas, con la idea de hacerlo lo mejor posible, para dejar lo más arriba que se pueda a la institución que uno va a representar”.

Frente a las dificultades que tuvo para conformar el equipo, y la opción de sólo poder concretar un refuerzo, el “Quijote” supo arreglárselas y afrontar el panorama “sabiendo que no se podía armar un equipo como yo lo hubiese querido, solamente la posibilidad de sumar a Samuel Bravo, en el medio nacional estaban todos los equipos armados y no habían jugadores para reforzar el plantel”.

¿En qué benefició esto a Español de Talca? El entrenador argentino, lo tiene más que claro: “Lo que no te mata te endurece. Sabíamos que nos íbamos a enfrentar a un torneo difícil, con varias complicaciones desde la conformación del plantel, el tema de entrenar, la mayoría de los jugadores son estudiantes y tienen horarios de clases, pero el equipo entendió eso desde un principio. Los jugadores hicieron más de un sacrificio en temas estudios y familia y eso nos potenció como grupo, como equipo y eso nos llevó a salir adelante”.

Sin dudas ha sido una grata sorpresa para el mundo del básquetbol nacional el resurgimiento de Español de Talca, un equipo histórico que tuvo algunos períodos magros, por lo cual su posicionamiento en la final, no dejó indiferente a nadie. Gabriel Schamberguer lo analiza con mente fría:

“Nadie nos daba como candidatos a nada, ni a pasar el primer o segundo play – off, pero nosotros confiábamos en lo que estábamos haciendo, se entendió la idea del trabajo y justamente por el compromiso que tuvieron todos y hoy en día se sigue teniendo, se armó un equipo con mucha hambre de ganar cosas, por más que no tuviésemos un equipo ni en nombres ni en presupuesto como otros que se armaron como U de Conce o Leones”.

Esta clasificación a la final nacional, tras adjudicarse la Conferencia Centro, se cuajó con un equipo que logró mantener un juego efectivo, donde cada pieza funcionó en los momentos determinados en que les tocó actuar, ¿cuál es la clave para el ex entrenador de Universidad de Concepción? “Una vez que está conformado el plantel son todos iguales, con experiencia o sin experiencia, son las fichas que uno tiene para trabajar. No hay ningún jugador imprescindible, somos un equipo y si falta uno el grupo y el equipo lo podemos reemplazar. Se entendió el mensaje y se entregaron y brindaron de la mejor forma para eso, para suplir nombres y presupuestos, a jugadores con más experiencia”.

Sobre la final de la Liga, desde la séptima región se toma todo el proceso con calma, principalmente con la intención de no hacer diferencias en cuanto a la experiencia de los entrenadores. En su rol, Schamberguer no se confía: “el que uno haya salido o no campeón de la Liga, yo no lo pondría en una balanza para decir si a este entrenador le hago caso o no. Va en el convencimiento de lo que uno pueda entregarle a los jugadores”.

Sobre el DT rival, hay consideraciones positivas, “Rodrigo es un gran entrenador a pesar de que sea más joven y esté haciendo sus primeras armas. Por algo llevo al equipo al final de la Liga. Lo que uno transmite como entrenador no va sólo en la experiencia”. Finalmente, no se quiere dejar nada al azar, y los play – off se vivencian de forma tranquila, considerando que “por supuesto que la etapa de play – off es diferente a la etapa regular. Cada uno planteará su juego de la mejor forma, cual crees que será la receta para ganar el partido, yo siempre tengo mucho respeto por el rival, pero el problema de Español de Talca, es Español de Talca, no Osorno hoy. Pasa por Español, si tiene la pretensión de ganar, debemos potenciar lo bueno y minimizar mucho los errores que tenemos”.