Probablemente Tony Hawk ya dejó de ser un simple deportista para transformarse en una reconocida marca en el deporte espectáculo. Dueño de uno de los trucos más complejos sobre un skate, hoy repasamos parte de su carrera en su cumpleaños número 48.

Hiperactivo como muchos niños, Antonhy recibió un monopatín como regalo de su hermano para que pudiera “quemar” la energía que le sobraba. Tenía 9 años y de ahí en más su encanto por estar sobre las ruedas de una tabla no se acabaría jamás. Con sólo 12 años ya se perfilaba como un grande del skate, lo que provocaría su ingreso al profesionalismo dos años más tarde, contando inclusive con auspiciadores. Su ingreso al team de skateboarders “Bones Brigade” no hizo más que ir nutriendo su incipiente carrera.

Pero este “Hombre Pájaro” tenía plumas de sobra para emprender vuelo en solitario, razón por la cual formaría en 1990 la compañía Birdhouse junto a Per Welinder, ex miembro del equipo Powell Peralta. Pronto se transformaría en un ícono del skate, consiguiendo su propio modelo de zapatillas, elaborados por Airwalk y posteriormente firmando con Activisión, la creación de su propio videojuego, el cual saldría a la venta en 1999, bajo el nombre “Tony Hawk´s Pro Skater, para la plataforma Nintendo 64, de ahí en más, una de las grandes franquicias de video juegos deportivos. Sin duda, este sería un año para la consolidación de su carrera. Siendo muy pequeño, se había convertido en el primer deportista en completar el 720° sobre el skate (2 vueltas completas), por lo cual el desafío de conseguir el giro en 900° se había planteado en su horizonte. Esto se concretaría en los X Games de 1999, donde tras varios intentos fallidos e inclusive, como el retrataría, 10 años de frustraciones, las 2, 5 vueltas en el aire se harían realidad.

Y a ti, ¿Qué recuerdos te trae a la cabeza Tony Hawk? Compártelos con nosotros y disfruta de las piruetas de este gran patinador, comentando y compartiendo material.