Por José Dumenez

La joven ha tenido un gran rendimiento este año.

La tenista de Letonia, Jelena Ostapenko de 20 años ha sorprendido al mundo del tenis por su gran talento. Su forma ofensiva de jugar y la calidad en sus golpes ha hecho de esta joven el diamante en bruto de la WTA (Women’s Tennis Association).

Sus resultados han sido tan positivos que fue la última campeona de Roland Garros, venciendo a muchas top ten en un alto nivel de competencia. En un año ha subido del escalafón 100 al 13 del ránking, mucho en poco tiempo.

Su juego se caracteriza por ir siempre al ataque, tener un gran juego con el revés, gran defensa y una ‘’garra’’ que le permite salir de los momentos críticos de los partidos. Ha ganado muchos fans por esta forma de jugar, que hace que sus encuentros se transformen en verdaderos espectáculos.

Una de las cosas que más impresionan de Jelena es que tiene una actitud muy madura para su corta edad, dándole grandes resultados en esta temporada. Es una tenista que le hacía falta al deporte, hace años que no se veía una jugadora de este tipo, que mostrara esas ganas de salir a ganar sin temerle a quien tenga en frente.

El título en Paris fue su primer torneo como profesional, siendo la tercera tenista en conseguir un Grand Slam como su primer trofeo. Solo había alcanzado algunas finales, pero en ese campeonato logro llegar a lo más alto.

Ayer quedó eliminada en los cuartos de final de Wimbledon frente a Venus Wiliams (10) por 6-3, 7-5; teniendo un partido irregular pero siempre mostrando ese juego ‘’agresivo’’ que la ha caracterizado. Un gran mérito para Otapenko, que hace tres años era campeona Juniors en los pastos ingleses y ahora jugaba par a par con una de las tenistas más icónicas del último tiempo como lo es la estadounidense.

La única falencia que se puede ver es la falta de experiencia que todavía tiene, la cual la lleva a apresurarse en algunos momentos del encuentro.

Esta joven letona tiene mucho por demostrar, y los fans del tenis están muy ansiosos de verla en escena, ya que además de su belleza y talento, tiene una entrega admirable en la cancha.