La virtuosa y preciosa María Sharapova, festeja sus 3 décadas marcada por su ausencia del circuito debido a su sanción por doping el 2016. Aunque, eso no merma su trayectoria que empezaremos a repasar.

Ex pareja del jugador esloveno de basquet Sasha Vujacic (2010-2012) y del tenista búlgaro Grigor Dimitrov (11 del mundo), con la que terminó su relación a fines del 2015.

Nacida en Niagan, en la extinta Unión Soviética el 19 de abril, llegaba al mundo la mujer que también ha incursionado en materia de modelo y negocios; lo cuál le ha ido bastante bien. Ganó los 4 Grand Slam (el último en 2014) y además es una de las tenistas más altas de la WTA (con 1 metro 88 centímetros).

Profesionalmente, debuta el año 2004. Y sería un año de ensueño para la rusa; debido a que gana Wimbledon y se convertiría en la tercera más joven en ganarlo en la Era Abierta, lo cuál generó un ascenso muy rápido al Top Ten. Durante el 2005, llegaría a ser número 1 del mundo de una manera muy peculiar, porque Lindsay Davenport no pudo defender los puntos en el US Open tras una lesión que arrastraba del pasto de Wimbledon; por consiguiente, la rusa llegó a lo más alto con apenas 18 años y 4 meses.

Ya el 2006, obtendría su segundo GS que fue el de EE.UU. y crea su fundación “María Sharapova”; una entidad sin fines de lucro y que buscaba ayudar a los niños en mayoría de riesgo social, cumpliesen sus sueños.

Pasaron 2 años para que la musa del tenis sumara otro a su palmarés: El Abierto de Australia. Además incluirle los torneos Masters 1000 que María ganó (en total 35 títulos WTA). Posteriormente, las siguientes temporadas en los cuatro grandes no fueron muy buenas, esto a sus repentinas y prematuras eliminaciones en torneos Masters incluso en alguno que otro GS.

Su reivindicación llegó el 2012; un gran año para la tenista, en dónde ganó Roland Garros y tuvo medalla de plata en los JJ.OO de Londres, cayendo ante Serena Williams. Volvió a ganar en la tierra batida de París 2 años después, siendo su último Grand Slam como vencedora hasta ahora.

Luego, su carrera pasó por altos y bajos; entre lesiones y pérdida de puntos en el ranking, hacían preocupar a su fanaticada, lo que contrastaba en el aspecto del modelaje.

Otro de los réditos de la europea son sus poses en una faceta predilecta, que es el de modelo.

En marzo del año pasado, se dio a conocer una noticia que paralizó al mundo del tenis. La tenista violó el control antidopaje en el Abierto de Australia por el consumo de Meldonium; en el que ella misma acudió a una conferencia de prensa explicando los motivos que la llevarían además, a ser castigada en primera instancia, por 2 años de suspensión de toda activdad deportiva, así consignaba la ITF.

Aquí, te dejamos la conferencia de Sharapova dado este dictamen: 

Dado a que ella reconoció su error, apeló a la Federación Internacional consiguiendo que fuese sólo un año de castigo, que la próxima semana se cumple.

El circuito, está muy expectante para el retorno de la rusa a las canchas, dónde ya tiene 4 presencias confirmadas, la más importante: Roland Garros. Lo que sí, es que a días para que Sharapova vuelva, festeja sus 3 décadas de vida en una dilatada y exitosa carrera.