En un día como hoy pero hace 5 años atrás los “Blues” ganarían el torneo de clubes europeos más importante de la historia del fútbol. Luego de una sequía por no optar a levantar este trofeo, en el año 2012 el conjunto londinense cerraría esa herida que lo llevaría a celebrar su primera UEFA Champions League.

El técnico luso André Villas-Boas tendría la misión de llevar a lo alto a un Chelsea que debía enfrentar en el grupo E a equipos como al Bayer Leverkusen de Alemania, al Valencia de España y al Genk de Bélgica. Un 13 de Septiembre del año 2011 se daría el puntapié inicial a esta esforzada y perseverante campaña de los “Blues” saliendo victoriosos en su primer partido ante el Bayer Leverkusen donde el club ganó por 2 a 0. Tras un buen inicio en la competencia, el cuadro londinense viajaría a España para enfrentar al Valencia, equipo que se hizo respetar empatando el partido a 1. Un equipo que destacó por tener a importantes jugadores como Roberto Soldado, Diego Alves, Jonas y el lateral izquierdo Jordi Alba, que actualmente milita en el cuadro “Culé”

Tras vencer de local por 5 a 0 al Genk y empatar a 1 en Bélgica, el cuadro londinense debería viajar a Alemania para enfrentar nuevamente al Bayer Leverkusen, equipo que le daría una sorpresa al club del multimillonario Roman Abramovich, en un resultado a favor de los alemanes por 2 a 1. En su último partido de fase de grupos el Chelsea venció por 3 a 0 al Valencia, se quedaría con los 3 puntos y a su vez sería líder con 11 puntos pasando a la segunda fase de esta competición. En los Octavos de Final enfrentaría al Napoli, equipo que dio la sorpresa ganándole al Chelsea por 3 a 1 con dos anotaciones del “Pocho” Lavezzi y una del uruguayo Edinson Cavani, por su parte, la única anotación del club londinense seria mediante el español Juan Mata.

Tras este partido y luego de una mala serie de resultados en la Barclays Premier League, asumiría la banca técnica el italiano Roberto Di Matteo, ex futbolista profesional que militó en el Chelsea durante el año 1999 hasta el año 2002, donde haría su retiró como jugador en el mismo club londinense. Finalmente, el Chelsea, en lo que fue para algunos una real epopeya logró dar vuelta la página luego del mal resultado de visita ante el conjunto italiano logrando vencer por 4 a 1 al Napoli gracias al tanto de Branislav Ivanovic a los 105 minutos del tiempo de prórroga el club inglés logró avanzar a Cuartos de Final.

El 16 de Marzo del año 2012 se realizó el sorteo de Cuartos de Final juntando a la escuadra londinense con el equipo portugués Benfica. En un primer partido favorable para los “Blues” y ganándole al Benfica por la cuenta mínima gracias al tanto del marfileño Salomón Kalou. Chelsea esperaría al Benfica en el Stamford Bridge y aseguraría la clasificación a Semifinales en un partido que terminó 2 a 1 a favor de los azules con un tanto de penal de la leyenda azul Frank Lampard y cerrando el partido en tiempo de adicción el portugués Raul Meireles. Así mismo, el único tanto del club luso seria por parte del español Javi García a los 85 minutos. De esta manera, Chelsea tendría como rival a un viejo conocido Barcelona, equipo de la cual enfrentó en esta misma competición pero en la edición 08/09 perdiendo en un partido que causo bastante polémica debido al arbitraje por parte del noruego Tom Henning.

En el primer partido de Semifinales jugado en el Stamford Bridge, Chelsea ganó el partido por la cuenta mínima a través del marfileño Didier Drogba. En ese entonces, el conjunto dirigido por Pep Guardiola buscaría sus opciones para llegar a la  final en el partido de vuelta que se jugaría en el mismísimo Camp Nou. Ya en el segundo de partido de semifinales las cosas se cerrarían a favor del club londinense, donde se destacó el sorpresivo penal fallido por la “Pulga” Lionel Messi. No obstante y en una contra letal por parte de los “Blues”, el fichaje más caro en la historia del club londinense, el jugador español Fernando “El Niño” Torres empataría a 2 el encuentro dando como vencedores en el global al Chelsea que alcanzaría su segunda final de UEFA Champions League en lo que va de su historia.

Bayer Múnich seria el otro finalista, por su parte Chelsea volvería a tener una final luego de haber sido participe de esta en la edición 07/08, donde enfrentó a Manchester United en un partido que fue a favor de los “Red Devils” siendo estos últimos los vencedores en un partido que se definió a penales y con su capitán John Terry fallando un penal importantísimo que pudo haber cambiado la historia de ese encuentro. La final se jugó en el Allianz Arena donde el Chelsea enfrentó a un conjunto bávaro que destacó por tener jugadores de suma trayectoria como Arjen Robben, Franck Ribéry y su capitán Philip Lahm. En un encuentro que tuvo 75.000 espectadores ambos equipos se jugaban la vida en un encuentro no apto para cardíacos y que en el minuto 82 el alemán Thomas Müller abrió la cuenta para el club alemán que a pocos minutos de terminar el segundo tiempo apagaba las esperanzas del conjunto inglés.

Dicen por ahí que la esperanza es lo último que se pierde, Didier Drogba, un jugador importantísimo en la historia de la escuadra londinense cambiaría la historia con un certero cabezazo a dos minutos de finalizar el segundo tiempo, y a su vez, dejaba de lado un mal recuerdo que lo lleva a la final donde la jugó ante el Manchester United en donde fue expulsado y a su vez no pudo haber pateado el penal que en si pudo haber cambiado la historia del club londinense. No hubieron sorpresas durante el tiempo de prorroga pero en los penales la historia se definió a través del mismo jugador marfileño que en el mismo estadio de los bávaros sepultó las esperanzas del Bayer Múnich.

Este importantísimo penal consagró al Chelsea como campeón de esta competición, siendo hasta el día de hoy la única vez que el club londinense la ha ganado, también ese mismo año ganaría la FA Cup. Lo demás seria parte de la gran historia de este club y  como no recordar la Europa League ganada en el año 2013 que gracias a ese gran cabezazo ejecutado por Ivanovic cerraría las opciones de un Benfica que en la actualidad ha tenido bastante mala suerte en lo es competencias internacionales. Un Chelsea que durante el año pasado tuvo una horrenda campaña terminando doceavo,  en la actualidad ha demostrado ser un poderoso club en su liga y  que hace una semana se consagró como campeón de la Barclays Premier League de la mano de otro ex futbolista italiano, el ex mediocampista Antonio Conte.