La jornada que se vivió este sábado se dividió en dos cotejos desde las 11:00 hrs. en el cual los Diablitos enfrentaron en ambos duelos al Club Deportivo Villa Kennedy.

Los encuentros fueron favorables para los visitantes por 7-5 y 7-2. Un partido en que si bien los muchachos no pudieron vencer, afrontaron a un rival que jugó al máximo, sin poner pie en freno y buscando con hidalguía la portería rival.

Todo terminó con una cordial despedida y la invitación del “Villa Kennedy” para que la selección talla baja visite al equipo que fue el rival para la reinauguración de su complejo.

El camino recién comienza. Los Diablitos aún tienen mucho que trabajar y seguir puliendo. Esto no es una caída, sólo un tropiezo que de seguro hará que nuestros seleccionados busquen ganar en su próximo duelo.