Por Yerko Zencovich

Hoy se cumplen 26 años de la histórica obtención de la Copa Libertadoras ganada por Colo Colo, donde venció a Olimpia en el Estadio Monumental.

El comienzo de la era Jozic en la fase de grupos de la Copa Libertadores fue con  un empate sin goles ante Deportes Concepción como visitante, tres triunfos ante Barcelona de Ecuador, los Lilas, y la propia Liga de Quitó en calidad de local, aunque los dos últimos duelos del Cacique resultaron igualados. Finalizado este escenario el conjunto popular culminó en el primer lugar con 12 puntos.

La etapa de los octavos de final de la Copa Libertadores para Colo Colo fue dura, porque, el cuadro de Mirko Jozic consiguió una igualdad 0-0 ante un cuadro ofensivo y bien ordenado defensivamente de Universitario del Perú, aunque ya en la llave de vuelta, el cacique logró vencer 2-1 al conjunto de los crema con gran actuación de Rubén Espinoza quien anotó dos goles.

En cuartos de final ida, Colo Colo logró hacer la tarea venciendo por 4-0 a un equipo grande como Nacional de Uruguay, donde convirtieron Rubén Martínez, Ricardo Dabrowski(x2) y Rubén Espinoza, mediante lanzamiento penal. Pero en el segundo compromiso, la escuadra de Jozic perdió por 2-0 en el reducto del Centenario de Montevideo con dianas  de Luis Noé que tuvieron al cuadro albo sobre las cuerdas por varios minutos de juego.

La semifinal de ida para el Cacique fue negra, ya que Boca Juniors lo venció por 1-0 con gol de Alfredo Graciani en el Estadio La Bombonera en un partido, donde Colo Colo exhibió buen juego colectivo, pero pecó de falta de finiquito en la portería xeneise. Aunque la noche del 22 de mayo de 1991 fue completamente mágica para el conjunto del popular, producto de que vencieron 3-1 al cuadro argentino con goles de Rubén Martínez(x2) y Marcelo Barticciotto, Diego Latorre convirtió para el elenco de Óscar Tabarez. El hecho sorprendente fue que un perro de los carabineros mordió el trasero del portero Carlos Navarro Montoya por enfrentarse violentamente a la policía chilena.

Colo Colo en su primer partido por la final de la Copa Libertadores igualó 0-0 con Olimpia en el Estadio Defensores del Chaco, Asunción y se pudo resaltar el gran trabajo de la defensa del cuadro albo, ante los ataques de los paraguayos lo que dejaba al Cacique con una gran chance de levantar el tan ansiado trofeo. La noche del miércoles 5 de junio de 1991 fue épica e histórica para el conjunto de Mirko Jozic, porque se transformaron en monarcas del tan esquivo torneo internacional, donde vencieron 3-0 al cuadro dirigido por Luis Cubilla con goles de Luis Pérez(x2) en una enorme actuación y de Leonel Herrera hijo que cerró el marcador en favor del conjunto popular.

Este suceso se recordará por mucho tiempo en el balompié chileno lo que deja mucho por reflexionar si es que los dirigentes o los propios jugadores de cualquier equipo chileno estarán preparados para llegar a una nueva final internacional.

Usted que opina. ¿Cree que prontamente veremos un nuevo equipo chileno obteniendo otra Copa Libertadores? Comente.