Un día 27 de febrero, pero de 1977 debutó Diego Armando Maradona por la selección Argentina en el Estadio La Bombonera, con 16 años y 4 meses, donde reemplazó a Leopoldo Duque en la victoria de la selección Argentina por 5-1 frente a Hungría.

El “Pelusa” jamás imaginó debutar con tan solo 16 años sabiendo que el combinado argentino contaba con jugadores de la talla de Leopoldo Duque, Américo Gallego, Jorge Olguín, Jorge Carrascosa, entre otros. El ex astro albiceleste nunca espero que el entrenador de aquella selección lo detuviera antes de irse al vestuario después de culminar un entrenamiento, un viernes 25 de febrero de 1977. César Menotti tras ver la práctica con los sparrings del seleccionado mayor, quedó convencido y le dijo “Avísele a sus padres, pero no se lo comenté a nadie ni al Periodismo argentino”, declaró.

Con estas palabras Diego Armando Maradona lo único con lo que soñaba era tocar la pelota o dar algún pase mágico frente a Hungría, ya que solamente había debutado 4 meses antes por su equipo Argentinos Juniors, donde había jugado 11 partidos, hasta que llegó el domingo 27 de febrero de 1977 y al astro le tocó sentarse en el banco de suplentes esperando la oportunidad de que la selección goleara durante el transcurso del primer tiempo para poder hacer sus primeras armas con el combinado argentino; jamás imagino que a los 11 minutos Daniel Bertoni marcaría el 1-0, entregándole una inmensa ilusión al Pelusa y terminando la primera fracción con un triunfo de Argentina por 4-0 con otras dos dianas de Bertoni y una anotación de Leopoldo Duque.

En el complemento el partido siguió bien favorable para la Selección argentina, donde Duque hizo otro gol para que el resultado quedara 5-0 hasta ese instante. A los 20 minutos del segundo tiempo se hizo realidad lo que le había dicho el entrenador Menotti de que si el encuentro iba con una goleada a favor de Argentina él entraría para hacer sus primeras armas. Además el entrenador albiceleste le dijo al “Pelusa”: “Prepárese que va a entrar. Haga lo que sabe”. Las cosas destacables que hizo el astro argentino durante el compromiso fue que le puso un gran pase a René Housemann frente al arquero, quien no logró hacer el sexto gol, ya que su disparo fue desviado.

A pesar de que esa jornada fue magnífica para Diego Maradona con una goleada frente a Hungría en el debut de su selección, Menotti no lo convocaría hasta agosto en donde Diego enfrentaría a Paraguay en dos ocasiones por la Copa Bogado. Otro aspecto negativo para el “Pibe de Oro” fue no haber sido parte de los elegidos para el mundial de 1978, puesto que el técnico argentino ya había definido a sus jugadores favoritos y además creía que a Maradona le faltaba mucho recorrido para disputar tal evento deportivo, pero el fútbol le daría muchas alegrías más tarde, siendo campeón mundial Sub – 20 en 1979 en Tokio, además de haber logrado la Copa del Mundo con Argentina en México 1986.

Compartir
Artículo anteriorMia San Mia, la historia del Bayern Múnich
Artículo siguiente¡Vuelve el fútbol femenino!
Sociólogo, convencido de que el deporte constituye un espacio de organización social y cultural digno de analizar, potenciar y construir diariamente. Osornino errante en Santiago. Director de los Medios Digitales Pasión de Hincha.