Con la participación de más de 30 mil entusiastas corredores se realizó este fin de semana la Maratón de Santiago. Este evento deportivo es uno de los más esperados del año y convoca tanto a atletas profesionales como a fanáticos del running que compiten en las categorías 42k, 21k y 10k.

Esta corrida se suma a otras similares que se llevan a cabo en las principales ciudades del mundo, sin embargo, nuestra maratón está lejos de ser una competencia de elite que llame la atención de grandes deportistas a nivel mundial ¿Por qué? pues los tiempos y récord de los capitalinos están a casi 10 minutos de las pluscarmarcas de otras competencias de este tipo. Es por eso que los atletas más veloces no les interesa venir a competir a nuestro país y prefieren ir a otros países.

En esta línea y – desde el punto de vista técnico- el circuito de nuestra maratón no es atractiva para quienes quieren lograr nuevas marcas, ya que en un recorrido que va en ascenso por más de 300 metros es muy difícil conseguir nuevos tiempos. A esto se le suma que las bajas cifras de dinero que se destinan a los premios. En este sentido, no hay que extrañarse que tan sólo 14 de los participantes fueran deportistas de alto rendimiento y extranjeros.

Que este circuito sea considerado uno de los más complicados de sudamérica debido a su geografía va relacionado también con un tema social: el recorrido contempla sólo las comunas “más bonitas” de la capital, sin aprovechar los espacios que poseen las comunas más periféricas.

 

La explosión del running

Los últimos años se ha experimentado una explosión del running. Cada vez son más chilenos los que realizan este deporte y que participan en las distintas corridas para medirse con otros amantes de correr y la Maratón de Santiago no es la excepción. La mayoría de los participantes son aficionados que muchas veces no realizan la preparación necesaria para un reto como este.

Si bien no hay que generalizar, son muchos los que sin salir a correr a diario se embarcan en esta aventura bajando la calidad de esta competencia. De ahí surge que la cobertura que realizan los medios de comunicación se base en los “perros runner”, la abuelita que corrió la maratón y los famosos que asistieron al evento.

A estas alturas la maratón se ha convertido en el mayor prueba para corredores amateur que se desarrolla en el país, dejando de lado la velocidad y el profesionalismo , pero dando un lugar a los capitalinos que se apropian de las calles para realizar actividad física.

Compartir
Artículo anteriorEl tenista inoxidable
Artículo siguienteGermán Cavalieri asume como nuevo técnico de Palestino
Periodista y co-editor de Pasión de Hincha. Actuando también como reportero, columnista y conductor del programa "Toque de Primera". Cubriendo todos los frentes del fútbol nacional ANFP y ANFA. A veces me las doy de fotógrafo.