Con un gimnasio Monumental María Gallardo prácticamente repleto, Osorno Básquetbol timbró los pasajes a las finales de la Conferencia Sur de Liga Nacional de Básquetbol, tras vencer en el séptimo partido definitorio al Club Deportivo Las Ánimas por 92 – 80, en un encuentro en que el primer tiempo fue fundamental para la victoria final de los “Toros”.

A pesar de las diferencias que se habían marcado en el desarrollo de la Liga, para Osorno (1ero en la fase regular), nunca fue fácil la llave de semifinales ante el elenco “fantasma”, que llegaba a esta instancia, tras adjudicarse el triangular de repechaje de la Conferencia Sur. En este séptimo partido, aprovechando la ventaja de campo, el elenco de Rodrigo Isbej saltó a la cancha del María Gallardo con la convicción intacta de clasificarse a la final y así lo demostró en los primeros dos cuartos. El aporte de Okosa y Robinson fue fundamental para que los “Toros” marcaran tempranas diferencias que le permitieron cerrar el primer cuarto por un parcial de 33 – 13, ventaja que a la postre sería determinante, esto porque en el segundo cuarto, manteniendo las diferencias ya expresadas, el entretiempo del encuentro, marcaba una cómoda diferencia para el local por 58 – 31, gracias al buen juego de Fontena, Sepúlveda, Salamanca y Muñoz.

Pero el tercer cuarto encontró a Las Ánimas con hambre y sed de triunfo. Morales y Del Solar se encargaron rápidamente de incomodar a Osorno y gracias a los 26 puntos que finalmente terminaría anotando Morales, las diferencias se fueron acortando cada vez más, hasta encontrarse a tan sólo 8 puntos de diferencia. Tanto el tercer como cuarto cuarto fueron dominados por los valdivianos que jugaron todas sus cartas por tratar de revertir el adverso marcador. Tempranamente consiguieron complicar con faltas a los extranjeros taurinos, pero a la postre el equipo que más se resentiría con los cobros arbitrales sería Las Ánimas, que tras perder a Del Solar por cinco faltas, se desdibujó completamente de lo que venía generando. Dos pérdidas consecutivas de Morales y Sepúlveda volvieron a entregarle las llaves del encuentro a los locales, que volvieron a estirar las cifras para cerrar el partido y consiguientemente su paso a las finales.

La buena marca en la pintura sobre Tylor sería determinante para mantener las ventajas expresadas al inicio del partido, como así también la mayor y efectiva rotación de la banca osornina, que pudo encontrar respuestas finalmente en los momentos complejos del encuentro.

De esta manera, Osorno Básquetbol se erige como el primer finalista de la Liga Nacional en Conferencia Sur, remarcando que su regreso a la máxima competición del básquetbol chileno no fue en vano y buscarán por todos los medios continuar con su gran temporada, para instalarse en la final absoluta de la competencia.