Los Toros disputarán por segunda vez  la final de la Liga Nacional tras ser los grandes triunfadores de la zona sur.

Osorno Básquetbol goza de un gran arrastre. No sólo es uno de los equipos con más seguidores en redes sociales -con 15.000 likes dignos de un quipos de la NBA- sino que también su “hinchada” siempre llena el Gimnasio María Gallardo Arismendi, su casa cuando juegan de local. Y es que este plantel tiene una destacada trayectoria desde que reemplazaron a Provincial Osorno el año 2009 como representantes de la ciudad en las competencias cesteras.

El actual campeón de la Zona Sur de la Liga Nacional de Básquetbol 2016-17, llegó a revivir el baloncesto profesional de la ciudad. Fue subcampeón de esta liga el año 2014 y ha tenido una destacada participación en la Liga Saesa en la que  se coronó campeón ese mismo año.En este sentido, la experiencia y éxito del plantel que se nutre de jugadores como Rodrigo Muñoz, Mauro Schenoni, Nelson Méndez y Juan Enrique Fontena como miembros permanentes del equipo.

Sin embargo, no todo el camino ha sido fácil para Los Toros pues en dos oportunidades han tenido problemas para ingresar a la competencia como franquicia. Este fue el primer gran desafío que tuvo que afrontar Rodrigo Isbej al asumir la banca osornina. Tras varias temporadas formando parte de diversos cuerpos técnicos, al otrora preparador físico del equipo, se le confió la labor de dirigir un equipo que a pesar de su peso e historia, debía pelear un cupo para competir en la Liga Nacional de Básquetbol. Y el oriundo de Santa Cruz supo responder a la exigencia y poco a poco fue demostrando su valía como entrenador, una de las claves actuales del plantel de la décima región, el conocimiento por parte de Isbej de todas las piezas que cuajan un buen equipo.

1 de Abril del 2017/OSORNO
Partido valido por la Liga Directv by Spalding 2016 – 2017, jugado por Osorno Básquetbol vs ABA Ancud, disputado en Osorno.
FOTO: CRISTIAN DUARTE/AGENCIAUNO
De la misma Serie (10)

Retomando la historia reciente del equipo, en 2015 la Liga Nacional, la Federación de Básquetbol y el CDO coordinaron la entrega de 10 cupos para los clubes que jugarían la temporada 2015-2016 de la liga. Para ello, tomaban en cuenta la viabilidad, proyecto deportivo y las condiciones de los gimnasios de los diferentes equipos. En esta oportunidad, el elenco osornino no fue considerado como franquicia por lo que tuvo que pelear su puesto en la Libsur y para su desgracia no logró clasificar, tras terminar segundo en el cuadrangular final, perdiendo un invicto como local ante Puerto Varas, a la postre el equipo que logró un cupo en LNB, reforzandose con el capitán taurino, Rodrigo Muñoz.

En la actual temporada la historia se repitió. No obstante, el final fue feliz para Los Toros, ya que salieron primeros en la tabla general de la Libsur y clasificaron para la Liga 2016-2017. De ahí en adelante todo fue éxito para Osorno Básquetbol que comenzó con una ventaja 2-1 que no le pudieron quitar hasta que se quedó con la copa.

Apoyo extranjero: La fortaleza de Los Toros

Como refuerzos para disputar la liga,Osorno Básquetbol cambió a dos de sus  extranjeros y fichó a dos jugadores que se convirtieron en una gran dupla. El primero en sumarse al equipo fue el alero estadounidense, Brandon Robinson, de 27 años que se convirtió en el principal agente ofensivo y gran anotador de Los Toros.

Gentileza Prensa Osorno Básquetbol

En poco después, se sumó al cuadro osornino Reggie Okosa, un experimentado pívot nigeriano de 36 años, que aterrizó como  reemplazo del estadounidense Yamene Coleman y quien gracias a su talento y agilidad también hizo un importante aporte en anotaciones.

No obstante, las nuevas adquisiciones no fueron sólo extranjeros. A estos refuerzos se sumó el chileno Marcelo Hernández. El jugador regresó al básquetbol profesional tras anunciar su retiro, el cual reconsideró después de recibir el llamado de Rodrigo Isbej para sumarse al equipo. Su participación influyó  en la buena conducción que tuvo el elenco durante los partidos.

Si bien estos componentes fueron claves, el éxito de Osorno Básquetbol estuvo de la mano de todo el equipo.  Todos sus integrantes mostraron un buen juego, entre los cuales  destacan Sergi Salamanca y  Félix Ibarra  cuyo desempeño fue contundente y lograron consolidarse dentro del elenco sureño.

Ahora Los Toros se enfrentan al último y mayor desafío de la temporada, la gran final de la Liga Nacional contra el ganador de la zona centro, final que se alargó y se está a la espera de los resultados.De esta forma, se ratifica su superioridad no sólo en el sur, sino que en todo el país.

Compartir
Artículo anteriorRoberto Bishara, un símbolo de Palestino
Artículo siguienteCon miras al Grupo Mundial

Sociólogo, convencido de que el deporte constituye un espacio de organización social y cultural digno de analizar, potenciar y construir diariamente.

Osornino errante en Santiago.

Director de los Medios Digitales Pasión de Hincha.