Ya han pasado 24 horas de la sólida victoria del Leicester (15) ante Liverpool (4) en el King Power Stadium por marcador de 3-1. Pero aquí algo raro había pasado; el campeón inglés solo ganó 1 de los últimos 8 cotejos en todas las competiciones al mando de Claudio Ranieri. Después de la derrota por Champions ante el Sevilla por 2-1, el italiano dejó de ser el estratega de los “Foxes” generando todo un debate sobre el futuro del equipo en la temporada. Llegaba al encuentro con Liverpool en posiciones de descenso directo (18) y con Craig Shakespeare como DT interino; doblegaron a los Reds y escaparon de la zona roja de la tabla.

El punto no pasa en la obtención de los 3 puntos, sino que en la manera de cómo la consiguieron; siendo superior en todos los aspectos en el campo y marcando un dato relevante: corrieron 11 kilómetros más que los pupilos de Klopp.  Esto hacía acrecentar los rumores posteriores a la victoria frente al 5 veces campeón de Champions, ya que como consignaron los medios ingleses Kasper Schmeichel, Wes Morgan, Marc Albrighton y Jamie Vardy, serían los principales cómplices de la salida del mejor entrenador del 2016, hablando directamente con el dueño de la institución.

El mismo delantero inglés salió al frente de las acusaciones, utilizando su cuenta de Instagram para defenderse de las acusaciones señalando: “Hay rumores que dicen que yo he estado involucrado en su despido y esto es completamente falso, infundado y extremadamente doloroso. De lo único que somos culpables es de no alcanzar como equipo los objetivos y todos en el vestuario trataremos de reconducir la situación. Le deseo a Claudio lo mejor en el futuro. Gracias por todo”.

Sin embargo, tanto Michael Owen como Gary Lineker, históricos delanteros de la selección, se fueron en picada en contra el Leicester cuestionando la ética de sus jugadores y su falta de compromiso hacia Ranieri:

“Es una total y absoluta vergüenza”, señaló Owen.

“Sacarlo ahora a Claudio es inexplicable, imperdonable y tristemente desgarrador”, indicó el mundialista de México 86′.

Sin duda, el ambiente en la interna no es muy bueno a raíz de todo lo sucedido, pero ellos están convencidos en que cerrarán la temporada de manera digna; en especial en Champions dónde aún tienen las opciones intactas para seguir avanzando (1-2)

El conjunto al que todo el mundo conmocionó al ganar la Premier, en el ojo del huracán.

Compartir
Artículo anteriorIlusión Sudamérica
Artículo siguienteMal momento cruzado: ¿Volátil como el campeonato mismo?

Sociólogo, convencido de que el deporte constituye un espacio de organización social y cultural digno de analizar, potenciar y construir diariamente.

Osornino errante en Santiago.

Director de los Medios Digitales Pasión de Hincha.