A falta de una fecha para que termine el Torneo de Transición de la Primera División del Fútbol Chileno, son tres los equipos que llegan con opciones matemáticas de ser campeones, aunque quizás cualitativamente, sólo sea entre dos la pelea final. Colo – Colo, Unión Española y el campeón defensor, Universidad de Chile, lucharán la última fecha para quedarse con la copa y a continuación analizamos sus opciones de cara a la definición.

Si el fútbol siguiera un desarrollo lógico, el equipo que tendría que levantar la copa el próximo fin de semana, tendría que ser Colo – Colo. El equipo dirigido por Pablo Guede ha logrado encontrar un estilo de juego, muchas veces criticado y sobre analizado por los “expertos”, pero que no deja de ser simple y efectivo. Medio campo de buen pie y jugadores técnicos, explosivos en ofensiva, buenos laterales que desdoblan funciones y una defensa que cumple. Por eso es que el ex San Lorenzo no tiene problemas en replegar y cerrar resultados si el partido así lo plantea. Esto le ha permitido generar 30 puntos y un rendimiento del 71% con 9 partidos ganados, 3 partidos empatados y sólo dos encuentros perdidos. Posee la delantera más goleadora del campeonato y por ende, estadísticamente hablando, el mejor ataque del certamen con 30 goles a favor. La defensa no quiere quedarse atrás y con 13 goles recibidos se plantea como la cuarta menos batida. Además el “Cacique” demostró en partidos importantes, que no es dependiente de sus grandes figuras como Valdés, Valdivia o Paredes y que el sistema de juego es el que prioritariamente les está permitiendo abrochar los resultados. ¿En contra? La presión de no permitir que se les escape un campeonato en el cierre, tal cual ocurrió en la temporada anterior. El cómo maneje la presión del último encuentro será vital para los albos, considerando que juegan como visitantes, ante un equipo como Huachipato, que es capaz de poner en aprietos a sus rivales, pero carece de la consistencia necesaria para ser dominador absoluto. Si le entregan facilidades, los de Vigevani pueden amagar la estrella 32.

En caso de que Colo – Colo empate o pierda, se le abre la opción al título a Unión Española, siempre y cuando los dirigidos por Martín Palermo se impongan en su duelo ante Everton de Viña del Mar. Probablemente, quien más difícil panorama tiene de cara a esta definición, es el elenco de Plaza Chacabuco. Los hispanos, que han sumado 28 puntos y representan un rendimiento del 66%, gracias a 8 partidos ganados, 4 empatados y tan sólo 2 perdidos, tuvieron en su momento en su portero Diego Sánchez, al único invicto del torneo, pero una vez que Palestino logró doblegar su resistencia, la defensa roja recibió 12 goles totales, lo que los ubica como la tercera mejor defensa del torneo. En ofensiva han sido efectivos, pero precisos con 16 goles a favor. La solidez defensiva que puedan presentar como locales ante los “ruleteros” será fundamental, pues el equipo de Pablo Sánchez, que otra vez se quedó abajo de la pelea por un título, encuentra sentido en un juego de intensidad y despliegue constante, generación abultada de oportunidades y generalmente efectividad de cara al arco rival, no por nada, son el segundo mejor equipo ofensivo del torneo. Dos paradigmas que se pondrán en entredicho en esta última fecha y que pueden definir un campeón.

Ahora, si es que los “albos” e “hispanos” pierden sus respectivos encuentros, Universidad de Chile, campeón defensor, podría pensar en el bicampeonato. Bastante criticado el equipo de Ángel Guillermo Hoyos, se las ha arreglado para posicionarse en el tercer lugar con 27 puntos, gracias a un 64% de rendimiento con 8 partidos ganados, 3 empatados e igual número de encuentros perdidos. Con el cuarto mejor ataque del campeonato gracias a 20 goles a favor, no han podido mostrar una solidez en su última línea, la cual ha recibido 18 goles en contra. Esto último se traduce en un juego mezquino por muchos momentos por parte de la “U”, con inconsistencias tácticas y timoratos planteamientos que confunden a sus jugadores en cancha y desordenan una idea fija de juego, la que si mostró el actual campeón defensor en el torneo pasado. Su duelo como local ante Iquique no debería presentarles mayores dificultades, pero cómo se dejó entrever con anterioridad, la opción de los azules al título, está totalmente condicionada por los duelos de Colo – Colo y Unión Española.