Pablo César Aimar, se retiró definitivamente del fútbol esta día martes 23 de enero, jugando por el club de su infancia, Estudiantes de Río Cuarto. Con una carrera extensa, que se nutrió de éxitos en Argentina, Europa y la selección albiceleste, Aimar dejó un cúmulo de razones por las cuales no podemos olvidar a uno de los últimos “10” clásicos del fútbol mundial. Los repasamos a continuación.

Con 38 años y jugando 50 minutos se despidió Pablo César Aimar del fútbol profesional. Con una carrera como entrenador que lo posiciona en las formativas de la Selección Argentina, ahora el ex volante creativo, puede dedicar su tiempo a traspasar la experiencia que adquirió en su desarrollo como profesional. Su carrera, nos dejó los siguientes hitos que jamás olvidaremos.

Su debut en River Plate

El debut de Pablo Aimar en River Plate sería el 11 de agosto de 1996, con 16 años, en la derrota de los “millonarios” por 0 – 1 frente a Colón con Ramón Díaz como entrenador. Desde ese momento, sólo vendrían etapas de crecimiento para el “Payasito”, que poco a poco fue encontrando un espacio de desarrollo en un equipo que conocía de éxitos. Disputó 112 partidos y convirtió 29 goles. Una de sus características fue la función creativa del juego, traducida en 26 pases gol.

Los Cuatro Fantásticos

El 27 de agosto del 2000, volvía a River Plate, Ariel Ortega. Con el regreso del “burrito”, el cuadro rioplatense le entregó al mundo futbolero una gran ofensiva, conformada por el ya mencionado volante, Pablo Aimar, Javier Saviola y Juan Pablo Ángel. Fue un partido frente a Rosario Central, donde dieron a conocer sus credenciales, venciendo por 4 – 1 con goles de Saviola, Placente y Ángel por dos.

Cinco títulos en cuatro años

En su primer paso por River Plate, cosechó cinco títulos: Torneo Apertura 1996, Torneo Clausura 1997, Torneo Apertura 1997, Torneo Apertura 1999 y Torneo Clausura 2000.

Irrupción europea junto al Valencia

24 millones de euros pagó el Valencia para que Pablo Aimar se calzara su camiseta en enero del 2001. En la campaña 2001/2002, fue campeón y líder de la escuadra ché. En el Mestalla también sería campeón de la liga 2004, la UEFA CUP y la Súper Copa de Europa en la misma temporada. Disputó 204 partidos y anotó 34 goles en 7 temporadas.

Su renacer en Benfica

Tras una magra salida del Valencia y un paso por Real Zaragoza donde no pudo despuntar con su fútbol, descendiendo inclusive con el cuadro aragonés, fue en Portugal donde Aimar podría reencontrarse con su mejor versión. A pesar de un inicio complicado por lesiones, poco a poco logró encontrar su espacio en el cuadro luso, donde llegaría a conquistar la Liga en el año 2010 y alcanzaría cuatro Copas de la Liga (2008/2009 – 2009/2010 – 2010/2011 – 2011/2012).

Su paso por la Selección Argentina

Con la Selección Absoluta de Argentina disputó 52 partidos, anotando 8 goles y repartiendo 5 asistencias. Participó de dos mundiales, el primero fue Corea – Japón en el año 2002, de la mano de Marcelo Bielsa en aquél seleccionado que parecía tenía todo para ser campeón mundial. Cuatro años más tarde y con José Néstor Pékerman participaría del mundial de Alemania 2006. En total disputó 6 partidos mundialistas en sus dos apariciones. Fue subcampeón en la Copa Confederaciones 2005 y sub campeón en la Copa América 2007.

Sin dudas, sus mejores épocas en el seleccionado las vivió como juvenil, específicamente en la Selección Sub – 20, donde fue campeón juvenil en el año 1997, tras ganar la final a Uruguay por 2 -1.