Ad portas de un nuevo aniversario de Universidad de Chile, a días del fin del torneo nacional y a horas para que el cuadro azul dispute la revancha por Copa Sudamericana ante Corinthians, hoy repasamos la trayectoria futbolística de uno de los últimos emblemas de la U.

Johnny Cristián Herrera Muñoz nació un día como hoy pero de 1981 en la sureña ciudad de Angol. Es en esa ciudad donde comenzó su amor por la pelota, destacando a muy temprana edad su fuerte carácter debido a la ausencia de una figura paternal, siendo reclutado por el club de sus amores, Universidad de Chile, en 1999. Ante la alegría de su madre, viajó a Santiago para integrarse al club que en ese entonces era dirigido por César Vaccia. El mismo técnico lo hizo debutar el 1 de agosto de ese mismo año ante Santiago Morning, pero recién se iba a consolidar como titular en 2003 tras la salida de en ese entonces la máxima figura de loa azules: Sergio “Superman” Vargas. Pero antes de esa titularidad, sería parte del plantel olímpico convocado por Nelson Acosta para Sidney 2000. A pesar ser el tercer portero –por detrás de Nelson Tapia y Javier di Gregorio- obtuvo de todas formas la medalla de bronce, siendo ese su primer logro internacional.

Ya con experiencia internacional con la Rojita –aumentando su curriculum con su convocatoria al preolímpico 2004 organizado en nuestro país pero sin opción al once titular debido a su competencia directa, Claudio Bravo- vendría los títulos. Si bien cuenta en su palmarés los campeonatos de 1999 y 2000, en 2004 caería su primera copa como titular y figura. Finalizada la final del Apertura con empate a 1 en el global, los penales era el paso definitivo para definir al monarca entre la U y Cobreloa en Calama. Con ventaja para los laicos, el último penal sería para Herrera, pidiendo de manera enérgica el balón para lanzar lo que fue el gol del campeonato. La estrella 12 para la U era una realidad con un portero que desde ese día ganaría más nombre en el fútbol local.

La final perdida por penales en el Clausura 2005 no impidió que Herrera fuera traspasado a uno de los grandes de Brasil, el Corinthians; sin embargo nunca se pudo acostumbrar al torneo brasileño, permaneciendo solo un año en la que fue quizás la época más oscura de su carrera. 2007 sería el renacimiento del portero, convirtiéndose en poco tiempo en un referente de Everton, logrando con el conjunto Oro y Cielo su cuarto título en 2008 tras 32 años, dejando en la banca a otro histórico de la institución, Gustavo Dalssaso. Debido a su mala relación con el estratega Nelson Acosta, se va a Audax Italiano, donde sufre un accidente que casi destruye su carrera.

El 20 de diciembre de 2009, Herrera atropella y da muerte a la estudiante Macarena Casassus bajo la influencia del alcohol, un hecho que hasta el día de hoy se lo recuerda la hinchada rival cada vez que su equipo juega de visita. Para el arquero no hubo pena de cárcel, solo una multa millonaria que tuvo que pagar a la familia de la víctima y la suspensión temporal de su licencia de conducir. Un hecho que afectó en su rendimiento pero que no opacó su regreso al club de sus amores.

De la mano de Jorge Sampaoli, Johnny vuelve a Universidad de Chile, esta vez como una figura consolidada y segundo capitán. 2011 es el año histórico para la U, logrando los torneos de Apertura y Clausura y la Copa Sudamericana, siendo Herrera premiado como el mejor arquero del continente. Al año siguiente la gloria seguiría aumentando con un histórico tricampeonato, en donde el arquero detuvo tres penales en la serie final frente a O’Higgins. Recordado también la final de Copa Chile en 2013 venciendo a uno de los clásicos rivales, Universidad Católica en Temuco.

Herrera levantando la Copa Sudamericana lograda en 2011.

Desde la llegada de Sampaoli a la selección nacional, Herrera ha sido regularmente convocado a la Roja, disputando algunos partidos ante la ausencia de Claudio Bravo. Con Chile fue al mundial de Brasil 2014 y formó parte del plantel que logró el bicampeonato de América. Destacado también el penal que convirtió en la final de Copa Chile a Colo-Colo en 2015, dando el quinto título a los azules.

Uno de los porteros históricos de la U, que con la partida de Pepe Rojas al extranjero se transformó en el primer capitán. Destacado por sus tapadas e improvisado cobrador de penales. Hoy es el máximo referente de los azules. Hoy celebramos un nuevo cumpleaños de Johnny Herrera.