Aún no finaliza el año competitivo en el fútbol profesional chileno y uno de los duelos más atractivos es el que enfrentará a “caturros” y “cementeros” en la búsqueda de pertenecer a la primera división en la próxima temporada. Los porteños a pesar de ser campeones de Copa Chile y tener asegurado un puesto en la próxima Copa Libertadores, no lograron escapar de la promoción, mientras que los caleranos dejaron en el olvido el riesgo de caer a Segunda Profesional, para ir a pelear el cupo a la división de honor.

Santiago Wanderers y Unión La Calera se enfrentarán por un cupo en la Primera División 2018, en una llave que tiene bastantes puntos de análisis y esto es principalmente porque ambos elencos vivieron realidades bastante fluctuantes. Partamos con el equipo que buscará la permanencia en primera división, Santiago Wanderers.

Los dirigidos por Nicolás Córdova apenas ganaron dos partidos en el Transición 2017, lo que los posicionó en la decimotercera plaza con 15 puntos. Además terminaron con diferencia de gol en contra, pues anotaron en 16 ocasiones, recibiendo 17 goles en contra, destacando Jean Paul Pineda como su máximo artillero con 7 conversiones. Pero la principal problemática de Wanderers ha estado en encontrar consistencia en su propuesta futbolística, la que por momentos se ha vuelto timorata, probablemente por la obligación de escapar del descenso, utilizando un juego predecible por las bandas y con escaza capacidad de concreción, resumida en oportunidades a la capacidad individual de jugadores en particular. Esto además se traduce en el hecho de que a pesar de recibir pocos goles en el torneo, no fueron capaces de doblegar las defensas rivales, en lo que nos plantea un equipo “parejo”, pero a la baja.

Unión La Calera se propuso escapar del descenso a Segunda Profesional y tomó un rumbo inesperado quizás para ellos mismos. Víctor Rivero ya se está haciendo un nombre en el fútbol chileno y en esta oportunidad, la tarea no lo quedó grande. 34 puntos a favor y un rendimiento del 75%, con un goleador como Rafael Viotti con 8 dianas como estandarte. Los cementeros no especulan, son un equipo que basa su juego en la solidez de sus líneas, en el ordenamiento táctico y el desdoblamiento de funciones en ciertos momentos de intensidad en su juego. Orden y eficiencia, las claves de un equipo que buscará volver a la división de honor.

Al momento de analizar la llave que enfrentará a ambos elencos, la respuesta parece ser clara. El elenco que llega mejor posicionado a esta definición es Unión La Calera, que ya viene de dejar en el camino a San Marcos de Arica, dando vuelta la llave a su favor, mostrando un fútbol sólido en base a una idea de juego que se hace propia. Esa es la característica determinante para ponerlos por sobre Santiago Wanderers, un equipo que no posee un convencimiento de sus labores en cancha, que no arriesga cuando la presión lo invade y que tampoco suma soluciones en los momentos álgidos. De todas maneras la experiencia de Nicolás Córdova puede ser determinante en un contexto del “todo o nada”.

Este jueves 14 en el Lucio Fariña inicia la definición, cerrando el 21 de diciembre en el Elías Figueroa de Valparaíso.