Ambos elencos no han podido obtener ventajas en terreno visitante, por lo cual el encuentro de este fin de semana en Osorno, asoma como determinante para el desarrollo de la serie. Con el marcador global empatado 2 – 2 y el quinto partido a la vista, tanto los “Toros” como el “Quijote” deberán plantear estrictos sistemas con tal de posicionarse a un triunfo del título. 

Este sábado 29 de abril se vivirá el quinto partido de las finales de la Liga Nacional de Básquetbol a disputarse en el Gimnasio Monumental María Gallardo de Osorno, en donde tanto los locales, como el elenco talquino, buscarán tomar la ventaja en la serie. Por el lado de los dirigidos por Rodrigo Isbej, los partidos en casa han sido tranquilos, logrando obtener diferencias abultadas para quedarse con los primeros dos triunfos de la serie, lo que sin duda obliga a Schamberger y los suyos, plantear un partido que les permita a lo menos aspirar al triunfo.

Con dos triunfos consecutivos como local, Español de Talca retomó la confianza en esta serie, solucionando uno de los grandes problemas que se le plantearon en la décima región del país, el bloqueo al juego de Mc Combs. En primer lugar, las ofensivas del “Quijote” lograron encontrar con ventajas al pívot, pero además le agregaron un impecable juego perimetral que les permitió prescindir de su aporte, cuando la defensa era bien ajustada. Sin duda esta es una faceta de juego que será determinante al momento de realizar los análisis de cara al encuentro.

Por la vereda de Osorno, está la confianza de lo realizado en casa, donde desdibujaron de la cancha a su rival y no le permitieron entrar nunca al partido. Un juego más estructurado, de mayor rotación de balón y efectividad en la conversión fue su sello, mientras que al trasladarse a la región del Maule, las condiciones fueron otras, las que claramente incomodaron al elenco taurino, poco acostumbrado a las transiciones rápidas y un juego basado en la velocidad.

Finalmente a las 20:00 horas de este día sábado sabremos cual de los equipos tomará ventajas en la final y quedará a tan solo un triunfo de coronarse campeón de la Liga Nacional de Básquetbol.

Compartir
Artículo anterior“Te pillamo’ po’ compadre”
Artículo siguienteComenzó el juego
Sociólogo, convencido de que el deporte constituye un espacio de organización social y cultural digno de analizar, potenciar y construir diariamente. Osornino errante en Santiago. Director de los Medios Digitales Pasión de Hincha.