Una competencia bastante apretada se avecina en este nuevo año de la máxima categoría del automovilismo; con varias modificaciones en los monoplazas y también en el sistema híbrido que se había instaurado el 2014, los pilotos y sus respectivas escuderías medirán fuerzas en un circuito ya a estas alturas habitual dentro de este deporte motor, como lo es Melbourne.

Eso sí, esta nueva sesión no contará con el monarca Nico Rosberg (31), quien luego de ganar su primer título el 2016 y el tercero de manera consecutiva para Mercedes, decidió no seguir, dejándolo sin defensor, algo que no pasaba desde 1994 cuando Alain Prost también no corrió dicha temporada.

Lewis Hamilton, Sebastian Vettel, Fernando Alonso y compañía irán en busca de ese cetro que dejó el alemán. Y el primer capítulo será en los 5.3 km de Albert Park, para ver si las preparaciones y los cambios de coches durante enero y febrero habrán sido los suficientes.

Las pruebas de clasificación se correrán en la madrugada de este sábado y la carrera a las 2 de la mañana (hora de Chile). Una temporada que tiene como punto, ser muy reñida en cada vuelta y carrera.