Como cada día Sábado, los Diablitos, la Selección Chilena de fútbol de Talla Baja se reunió en las instalaciones del INAF para prepararse de lleno a lo que será su próximo desafío, un partido de fútbol 11 en la comuna de Cerro Navia.

Los dirigidos por Alberto Montealegre ya llevan más del mes entrenando en la cancha de pasto sintético del Instituto Nacional del Fútbol, Deporte y Actividad Física y se predisponen a jugar su primer partido de fútbol 11 en la comuna de Cerro Navia. Dicho encuentro ha tenido sus ajustes por la cual la fecha de dicho encuentro finalmente quedo pactada para el 8 de Julio.

Una vez iniciado el entrenamiento, los dirigidos por Alberto Montealegre elongaron e hicieron trabajo de Core, para finalmente proceder a darlo todo en la última parte de la sesión que tuvo como principal objetivo, el fundamento técnico llamado conducción. Luego de 2 horas de entrenamiento, alegría y buen fútbol, se realizó el juego recreativo llamado  “amigo secreto”, juego de la cual tendrá como fecha de entrega el mismo día de partido.

Después de esto, los jugadores hablaron de la meta que tienen como proyecto para este año y uno de los grandes objetivos que han tenido desde que se dio inicio a esta selección aquel 25 de Octubre del año 2015. Ese objetivo es que el fútbol de talla baja sea reconocido como deporte adaptado, es decir, como un deporte paraolímpico. Cabe mencionar que algunas disciplinas ya integran a personas de baja estatura, como es el caso del bádminton, tenis de mesa y la natación. Uno de los precursores de esta selección, Pablo Coloma, compartió algunas palabras con Pasión de Hincha:

“Desde que iniciamos este proyecto de fútbol de talla baja en Chile nunca pensamos que iba a llegar a tener este nivel de repercusiones, y porque no soñar con la inclusión del deporte tanto a nivel nacional como internacional. Donde tengamos un apoyo institucional de las organizaciones correspondientes y así poder plasmar el proyecto para las futuras generaciones.”