El gol de Lionel Messi de lanzamiento penal provocó que la selección argentina jugara de contraataque los minutos finales del primer tiempo. Además de toda la segunda fracción, lo que estuvo complementado con un excelente orden defensivo del combinado de Bauza.

Sergio Romero: Nervioso durante el primer tiempo, ya que tenía las presiones en su área de meta de Alexis Sánchez y Eduardo Vargas. La segunda etapa se destacó por la tapada a Nicolás Castillo que era el empate para el combinado chileno.

Marcos Rojo: Inseguro en el primer tiempo por la velocidad de Beausejour por la banda izquierda. En el complemento corrigió su nerviosismo y anuló a Valdivia para que no hiciera su juego de manera efectiva y con peligrosidad.

Nicolás Otamendi: Tuvo el 2-0 para la albiceleste, pero su remate se fue por sobre el travesaño. Durante la segunda fracción mostró gran seguridad en el fondo argentino, donde no pudieron pasar los atacantes Nicolás Castillo, Eduardo Vargas y Alexis Sánchez.

Gabriel Mercado: Buena dinámica en el primer tiempo, pero en el segundo tiempo se dedicó a defender por su banda derecha, aunque no con la concentración necesaria. Hasta que salió lesionado para darle ingreso a Ever Banega.

Emanuel Más: Falto de sintonía con su compañero Sergio Agüero por el sector izquierdo, por lo que en el inicio del segundo tiempo fue sustituido por Mateo Musacchio.

Javier Mascherano: Mostró orden y mucha entrega en el inicio del compromiso, además de buen desplazamiento. Mientras que en el complemento se dedicó a defender y a no dejar entrar al área de meta de Sergio Romero a los volantes del elenco de Juan Antonio Pizzi.

Lucas Biglia: Tuvo un gran primer tiempo en donde puso buenos balones filtrados para los atacantes albicelestes. Aunque en el complemento exhibió solamente buen quite y entrega de la esférica debido a la presión de la selección chilena.

Gonzalo Higuaín: Completamente desordenado en el primer tiempo por la buena marca de los mediocampistas chilenos. En el segundo tiempo no pudo tocar la pelota debido al gran orden defensivo de la escuadra de la estrella solitaria.

Ángel di María: Fue un fantasma en el primer tiempo producto de las buenas coberturas de Garay Medel, Gonzalo Jara y Francisco Silva. Ya en la segunda mitad del encuentro aportó con buenas coberturas para anular a Valdivia y Charles Aránguiz.

Lionel Messi: No ha podido entrar en juego con la esférica, porque ha estado controlado por Francisco Silva y Gary Medel en la primera fracciòn, aunque hizo el gol de penal por falta inexistente de Fuenzalida. El segundo tiempo no pudo exhibir sus diagonales ni su velocidad producto de la marcación mixta que tuvo el cuadro de Pizzi.

Sergio Agüero: Nunca se pudo encontrar fino en ataque, ya que Edgardo Bauza lo envió al puesto de volante por izquierdo, siendo que podría ser un buen acompañante de Gonzalo Higuaín.

Mateo Musacchio (45’): Salió al principio del segundo tiempo por un desorientado Emanuel Más con su ingreso pudo aportarle a la albiceleste mayor concentración en zona defensiva y mediocampo.

Ever Banega (57’): Entró por el atacante Sergio Agüero quien nunca pudo apoyar a un solitario Higuaín en la zona de ataque, durante el primer tiempo. Con su ingreso aportó teniencia de la pelota y buen marcaje en su posición.

Facundo Roncaglia (77’): Estuvo poco tiempo en el campo de juego, porque entro por un lesionado Gabriel Mercado, aunque de igual manera se las ingenió en el mediocampo para anular los pases en profundidad del mediocampista chileno Charles Aránguiz.