A sus 34 años (2006), Zinedine Zidane anunció su adiós al fútbol en una noticia que en cierta forma remeció y entristeció a muchos debido a que tenía contrato con el Real Madrid hasta el 2007. “El Mago” dejaría de desplegar fantasía en los pastos y con ello dejando un cierto vacío en los amantes del buen fútbol, cosa que el correr del tiempo vuelve inevitable; pero es el ciclo de la vida.

Admirador de Enzo Francescoli (motivo por el que su primer hijo lleva aquel nombre), campeón del mundo y de la Eurocopa, Serie A y La Liga, sólo por mencionar algunos cetros. Sin lugar a dudas un jugador que aún se extraña en los gramados de las grandes ligas del mundo.

En Pasión de Hincha, hoy hemos querido recordar este día con los mejores 5 momentos de Zidane en su carrera…

1.- El primer gol

Retrocederemos al 10 de febrero del año 1991, en el A.S. Cannes (mismo club con el que debutó en primera división dos años antes) Zizou convirtió su primera anotación frente al Nantes (curiosamente, su debut fue frente al mismo club).

Corría el minuto 56′ de partido, desde el sector derecho salió un balón al centro del campo para que desde allí, un pase profundo hacia los tres cuartos de cancha buscando a un joven delantero que frente a la salida del guardameta (y casi en la entrada del área penal) se la levantó con una técnica que seguiría mostrando con el pasar de los años… Zidane desde un comienzo mostró que sería un jugador “con clase”.

P.D.: Anótese… en la concreción de aquel gol, “Harry Potter” celebró con un baile.

2.- El gran salto

Sin desmerecer por supuesto lo que significó pasar de Les Dragons Rouges (A.S. Cannes) al Girondins de Bordeux en 1992 dónde estuvo 4 temporadas (entre las cuales fue convocado a la selección adulta de Francia) llegó el año 1996, y Juventus lo fichó, siendo catapultado a lo más grande del fútbol mundial en la escuadra italiana. Con La Vecchia Signora ganó prácticamente todo: Serie A (en las temporadas 96-97 y 97-98), Supercopa de Italia (1997), Copa Intercontinental (1996), Supercopa de Europa (1996) y Copa Intertoto (1999; trofeo que ya había obtenido con su club anterior en 1995).

Durante su estadía en Turín sucedió el próximo gran momento que queremos recordar… El mundial de fútbol de 1998.

3.- Grabó su nombre a nivel mundial

Francia siendo sede de un mundial por segunda vez (anteriormente las tierras galas albergaron la cita planetaria en 1938), todos fueron testigos de como Zinedine Zidane consagró su gran momento. Durante la fase de grupos no convirtió tantos, pero realizó sus mayores malabares contribuyendo al gran juego que proyectó el equipo en el Stade Vélodrome (Marsella – Victoria sobre Sudáfrica por 3-0) y Stade de France (Saint-Denis – Derrotaron a Arabia Saudita 4-0). El último duelo en el Stade Gerland (Lyon – Ajustado marcador a favor: 2-1 frente a Dinamarca), vio el cotejo desde la banca.

Ya en los octavos de final, Zizou tuvo que ver el partido una vez más desde la reserva. Paraguay complicó a los galos forzando el alargue y el “gol de oro” (el que fue convertido por L. Blanc a los 114′). En los cuartos de final se enfrentaron a Italia, Zidane siendo titular y en la otra vereda Del Piero (compañero de Zizou) también ingresó como titular; en un partido intenso y que tuvo que ser definido desde los 12 pasos, los franceses clasificaron a “las semis” con anotación del primer penal por parte del “10”. En el último paso para la final, Croacia fue el rival (que venía encumbrado en el certamen y contaba con Šuker inspirado), pero esto no forzó a que el cotejo fuera a tiempo extra y en los 90′ Francia sacó pasajes a la gran final.

El duelo contra Brasil fue algo titánico, Zidane mostró sus mejores pergaminos y ya en el primer tiempo hacía historia, debido a que con sus 2 anotaciones (27′ y 45+1′) se convirtió en el primer (y hasta ahora único) francés en hacer un doblete en una final del mundo. Es cierto que en el segundo tiempo tuvieron que lidiar con la expulsión de Desailly a los 68′, pero esto no desanimó a la escuadra dueña de casa, ya que con gallardía siguieron adelante y Petit al final del encuentro materializó el 3-0 (contra todo pronóstico) y pudieron alzar por primera vez la Copa del Mundo con un Zizou que brilló “desde Francia para el mundo”.

Detalle no menor: Para aquella final Rivaldo, Ronaldo y Bebeto sumaban 10 goles y “El fenómeno” jugaba en el Inter de Milán (por lo que conocía el juego de Zidane).

Luego de ello, se alzaría campeón de de la Eurocopa en el 2000; pero nos detendremos en la Champions League de la temporada 2001-02, cuando defendía los colores de “La Casa Blanca” y se había convertido en un fichaje récord (73,5 millones de Euros)…

4.- Un golazo que se volvió inmortal

En aquella temporada “Los Galácticos” se encontraban en plena gestación, Zidane había sido fichado en el mercado de verano europeo y empezó a compartir camarín con Luis Figo, Claude Makélélé (ambos incorporados en la temporada anterior), Raúl González, Roberto Carlos y Fernando Hierro, entre otros. Con la 5 en su espalda y desplegando magia como acostumbraba en tierras itálicas, Zidane se empezó a ganar a la fanaticada merengue… En aquella Liga de Campeones sólo marcó 3 goles: El primero, fue la apertura del marcador en el partido 1 del grupo C a los 20′ frente al Sparta Praga; el segundo en el Camp Nou frente al Barcelona a los 55′ en la ida de las semifinales (que también fue la apertura de la cuenta) y el último gol (el más recordado), frente al Bayer Leverkusen: Una volea de zurda (que no es “su pierna hábil”) luego de un centro desde la banda izquierda en la ofensiva propiciada por Roberto Carlos y que Butt no pudo repeler, desatando la locura en el Hampden Park de Glasgow y consolidándose como el mejor jugador de la competencia y además obteniendo un título que le faltaba a su palmarés.

A considerar: Michael Ballack fue testigo en primera fila del gol que daría la victoria al Real Madrid por 2-1 y haría que los merengues alzaran su novena orejona.

Pasaron algunos años y llegaría el momento de anunciar que su retiro iba a ser en la próxima cita planetaria… Alemania 2006.

5.- La leyenda que le dio clases al campeón defensor

Primero de julio del año 2006, en cuartos de final y como partido de cierre se enfrentaban una vez más Francia y Brasil. Ronaldinho, Henry, Ronaldo, Zidane, Cafú, Thuram, Kaká, Makélélé, Roberto Carlos y un joven Franck Ribéry se daban cita en el mismo terreno de juego (sólo por mencionar algunos de los grandes jugadores que ingresaron al campo). Un partido que como en aquel mundial del ’98, mantenía a los cariocas como favoritos; pero no contaban con que Zizou sacaría lo más amplio de su repertorio.

Durante el primer tiempo, “Harry Potter” movió los hilos del equipo, manejó los tiempos y se tomó las molestias de dejar esparramados en el césped a Lúcio y Zé Roberto, entre otros; también aprovechó de pasar el balón por encima de Ronaldo y Ronaldinho. Pero por si esto fuera poco, también fue quien brindó la asistencia de tiro libre desde los tres cuartos de cancha en la zona ofensiva izquierda para que “El Mimo” Henry apareciera solitario por el sector derecho del área penal de Dida y empalmara con el borde interno de su botín diestro un remate potente que a los 50′ le dio la victoria a los galos por la cuenta mínima. “El Mago” fue gravitante en todo ámbito, tanto en lo moral como futbolístico. Simplemente uno de sus mejores partidos a nivel de selección (consideremos que algunos mencionaron que Zinedine Zidane no tenía mucho que hacer porque venía “en baja”… si claro).

Tras ello, vencieron a Portugal por 1-0 con anotación de Zizou vía lanzamiento penal y nuevamente Francia sería finalista de un mundial…

Bonustrack.- Nervios de acero que no duraron en el tiempo extra

Pasaron 8 días desde el duelo con Brasil y 3 desde el cotejo con Portugal, el rival de la final en el mundial fue Italia (candidato a quedarse con el título debido al gran plantel que poseía). Comenzó el cotejo, y Francia comenzó siendo un tanto superior a los italianos, Henry recibió un golpe en la cabeza que asustó a muchos; pero afortunadamente, no pasó a mayores y pudo volver al gramado del Estadio Olímpico de Berlín. a los 7′ hubo una infracción penal de Materazzi sobre Malouda, tiro que fue ejecutado por Zidane con un picotón hacia la izquierda de Buffon (que eligió su derecha), siendo la redonda un tanto caprichosa pegando primero en el larguero y luego dando bote dentro del arco para posteriormente volver al área de meta. Una ejecución con nervios de acero, digno de una leyenda que por si fuera poco batió con estilo al jugador que recibiría el premio Lev Yashin del certamen.

Prosiguió el cotejo y 10 minutos más tarde, Materazzi colocó el 1-1 tras un gran tiro de esquina de Pirlo. De ahí en más, Francia empezó a bajar su nivel, propiciando que el rival se fuera metiendo en el área gala. Sonó el silbato y algo ocurrió en el camarín durante el descanso, esto debido a que los franceses se reafirmaron en defensa a la par de que Henry, Ribéry y Zidane tomaban el control de las ofensivas. Buffon hizo gala de todo su talento y mantuvo el marcador igualado. A los 62′ la historia pudo cambiar cuando Del Piero convirtió el segundo a favor de Italia, pero lamentablemente para sus pretensiones se encontraba en posición ilícita.

Terminó el tiempo reglamentario y ambos elencos tuvieron que seguir con el duelo durante 30 minutos más, en que pese a las embestidas de Ribéry y Zidane nada pudo evitar que Buffon le pusiera cierre eléctrico a la portería, ahogando todos los gritos de gol de Francia. Pero sería a eso de los 5′ del segundo tiempo extra en que Zidane no aguantó más luego de que tuviera un intercambio de palabras con Materazzi, quien recibió un cabezazo en el pecho por parte del “10” galo (que no fue visto por Elizondo, aunque si por el cuarto árbitro: el español Luis Medina Cantalejo), una vez que el cuarto arbitro notificó la situación, Zizou vio la cartulina roja y abandonó el campo.

El resto de la historia es sabido, por lo que en Pasión de Hincha dejamos hasta acá este memorial de los mejores momentos de Zinedine Zidane; pero y tú… ¿crees que se dejó en el tintero algún otro instante memorable?.

Es cierto que quienes lo vimos en una cancha vía TV o (si tuviste el placer) en vivo, extrañamos su juego maravilloso y mágico, pero hoy nos deleita desde la banca del Real Madrid como estratega titular, acrecentando aún más su leyenda y volviéndose en uno de los mejores personajes del fútbol en toda la historia.

Hasta acá llegamos en esta ocasión, será hasta la próxima y sigue atento a las publicaciones de nuestra web.

Fotografía vía: FIFA.com

Compartir
Artículo anteriorResultados Fecha 3 y 7, Torneo Apertura Femenino 2017
Artículo siguienteFútbol y Divinidades
Relator con experiencia en todas las categorías del fútbol profesional chileno (incluyendo fútbol femenino y fútbol joven), divisiones ANFA (Tercera A y B), Copa Libertadores, Copa Sudamericana y Juegos ODESUR (2014). No soy periodista, pero he aprendido a hacer el trabajo y busco mejorar cada día un poco más. Titulado de ProGol (1a Gen.) - Curso de Relato y Transmisiones Deportivas en ProVoz. Viajé para relatar desde Argentina por "La Sudamericana", siendo una experiencia fantástica el encuentro entre San Lorenzo y Palestino... A veces puedo ser un intento de fotógrafo; pero concretamente soy escritor y poeta con 3 premios hispanoamericanos más un libro publicado en el año 2013 titulado "Con Las Alas De La Escritura" y pronto a lanzar "Breves 10 Largos Años".